15 de julio de 2016 18:51

Cuenca alista la posesión del nuevo Arzobispo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Lineida Castillo

La organización de la ceremonia religiosa está casi lista. El sábado 6 de agosto del 2016 será la posesión oficial del arzobispo de Cuenca, Marco Aurelio Pérez Caicedo, en la Catedral de la Inmaculada Concepción, en el Centro Histórico de la capital azuaya, en el sur del Ecuador.

Pérez fue nombrado como el sexto Arzobispo de Cuenca el 20 de junio del 2016, por el papa Francisco. La Arquidiócesis de Cuenca permaneció seis meses sin una máxima autoridad religiosa, tras el cambio de Luis Gerardo Cabrera a la Arquidiócesis de Guayaquil.

El acto solemne religioso de posesión del nuevo Arzobispo de Cuenca estará presidido por el Nuncio Apostólico, Giacomo Ottonello Pastorino. Además, asistirán arzobispos, obispos, sacerdotes y diáconos de diferentes ciudades del país; movimientos apostólicos y las principales autoridades de la ciudad y de la provincia.

A las 10:00, el Nuncio Apostólico y el arzobispo Pérez, con su séquito, saldrán en una especie de procesión desde la Catedral Antigua hasta la Catedral de la Inmaculada Concepción, donde se cumplirá ceremonia litúrgica de toma de posesión. Las campanas de la Catedral repicarán.

Pérez vestirá el traje especial de Arzobispo: sotana o alba blanca que representa la pureza del alma lavada por el bautismo; el cíngulo morado (especie de cinto) con el que se ciñe la sotana al cuerpo y la cruz pectoral en su cuello como signo de dignidad y que reconfirma su fe en Cristo resucitado.

Otros ornamentos que llevará son la mitra y el solideo, ambos son blancos y se cambiará de acuerdo con cada acto. La mitra es el tocado grande y el solideo es el gorro de tela que cubre la coronilla, ambos simbolizan la protección de Dios, pureza y justicia.

Al iniciar la eucaristía, Giacomo Ottonello Pastorin impondrá a Pérez el palio Arzobispal, que es la banda en forma de collarín adornada con siete cruces bordadas en seda, que va sobre la sotana, y que representa la comunión. Este ornamento lo recibió Pérez y el arzobispo Luis Gerardo Cabrera del papa Francisco, el 29 de junio del 2016, en Roma.

Es tradición que el Santo Padre bendiga esta prenda para los nuevos arzobispos el 21 de enero, por el Día de Santa Inés, dijo Bolívar Piedra, administrador de la Arquidiócesis de Cuenca. Es elaborada en lana de oveja y confeccionada por un grupo de religiosas de Roma para todos los arzobispos del mundo.

Pero actualmente se cambió el protocolo y el papa Francisco ordenó, que los Nuncios Apostólicos de los países, en su representación, impongan esta banda. Por eso, Pérez volverá a recibir el palio Arzobispal y el báculo, que es una especie de bastón que simboliza la autoridad del pastor que guía a su rebaño.

El coro de la Inmaculada acompañará con los cantos religiosos. Durante la eucaristía se leerán las letras con las cuales el Santo Padre designó a Marco Aurelio Pérez Caicedo, como Arzobispo de Cuenca. También hará la profesión de fe delante de los obispos y comunidad cristiana presente a la que va a servir.

El nuevo Arzobispo concluirá la eucaristía con un mensaje de lo que será su episcopado. Es una ceremonia sencilla, pero solemne, porque es un hecho trascendental para los católicos, dijo el padre, Bolívar Piedra. Esta dependencia y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana coordinan el acto de posesión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)