11 de January de 2010 00:00

Cuatro niños alegran a Digna y a Édgar

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

Los médicos    de Cuidados Intensivos de la  Maternidad Isidro Ayora  (Quito) vivieron   un momento especial el   sábado.   En un  solo instante   recibieron     a  cuatro  niños. 
  
Todos son hijos  de      Digna Moral   y  Édgar Godos, ambos de  Loja.
      


31 semanas
y cinco días de gestación  cumplieron los  niños.  Esa es la causa del  bajo peso.Los cuatrillizos nacieron a las  08:45 luego de una cesárea que duró una hora y media.  Inmediatamente fueron trasladados a un servicio especial.   Esto, porque    tres  de ellos  registraron  1 500 gramos de peso y el cuarto,     1  300. En  circunstancias  normales los bebés   tienen     entre      2   500 y 3 000 gramos.

La operación se produjo a las  31 semanas y cinco días de  gestación.  Ocurrió, porque la madre  comenzó con    complicaciones.

Ayer, los niños seguían en terapia  intensiva. Pero el director del centro asistencial, Humberto Navas,  dijo   que   todos están en “perfectas condiciones”.

Godos, de  28 años,   se enteró  que  su esposa, de 21, esperaba  cuatrillizos cuando      estaba en  el tercer mes de embarazo.  “Fue una gran   sorpresa cuando el doctor Álvaro  Guerrero nos  indicó   eso”.
 
Al   detectar el caso, este    médico,  que atiende en el cantón   Pindal  (Loja),   sugirió  que se trasladara         a la capital de provincia y que  en  un centro  de salud   se  hiciera   un    eco  en     4D (con imágenes, color y   movimiento).

Esa prueba confirmó  que  era cuatrillizos.   “Somos primerizos y jamás nos imaginamos   que  llegarían cuatro de golpe”,  aseguró    el papá. 

Navas confirmó que  cuatrillizos en embarazo  normal,  sin tratamiento  de fertilidad, como es el caso de Moral,   ocurre solamente en uno de  600 000   casos.
     
El médico  recuerda que  la  última experiencia en la Isidro Ayora vivieron  “hace  8 ó 10 años”.
 
Hasta ahora, en  la familia de  la pareja solo  se  habían registrado gemelos.  Ocurrió con las primas-hermanas de Godos y  con las tías de Moral.  “Eso sí hemos tenido, pero no cuatro”,  recordó   el joven padre que en Loja  se dedicaba     a la  agricultura.
        
Por la condición del embarazo, los dos   dejaron  su natal  Celica  en noviembre  de 2009  y se trasladaron a Quito.  La mamá se internó  en la Maternidad Isidro Ayora    desde  el      19 de ese mes y   para  sostenerse económicamente él buscó trabajo de inmediato.

Se empleó  en una imprenta y  lo que allí gana sirve para continuar   en  Quito.    Navas  manifestó  que mientras estén en la Maternidad todos los gastos  cubrirá el centro asistencial.   “A lo mejor cuando salgan  y retornen   a Loja puedan necesitar pañales, leche, ropita para los bebés. Pero  mientras estén aquí nada les faltará”. 
     
El Ministerio  de Salud  también se comprometió  a entregar  ayuda, según     un comunicado.

Navas       no sabe  cuándo  los niños puedan salir.  Médicamente -indicó- la mamá ya puede  recibir  el alta, pero “debe quedarse un tiempo más para cuidarlos”.
      
Al saber del nacimiento,    el fin de semana  llegaron  más familiares desde Loja.  Godos  habla poco, pero dice que hará todo lo posible para salir adelante con los  niños.
 
Hasta  ayer, el padre aseguró que  están por     definirse los nombres de los recién nacidos.  “Mi esposa tiene algunos, pero voy a esperar”,

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)