31 de octubre de 2016 19:14

Comité de la Cruz Roja niega operativo en Colombia para liberar a rehén de ELN

El ELN tiene secuestrado al excongresita Odín Sánchez, lo cual dificulta la negociación de paz con ese grupo guerrillero. Foto: AFP

El ELN tiene secuestrado al excongresita Odín Sánchez, lo cual dificulta la negociación de paz con ese grupo guerrillero. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) negó este lunes 31 de octubre del 2016 que haya un operativo “en marcha” en Colombia para liberar al excongresista Odín Sánchez, en poder del ELN desde abril, cuya retención mantiene suspendida la instalación de diálogos de paz con esa guerrilla.

“No hay un operativo en marcha por el momento”, dijeron a AFP fuentes del organismo humanitario, usualmente involucrado en entregas de rehenes y traslados de guerrilleros en Colombia.

Sin embargo, agregaron que “el CICR está dispuesto a facilitar cualquier operación con finalidad humanitaria que ayude a aliviar el sufrimiento de estas personas y sus familias”.

El CICR no hizo más comentarios ni precisiones sobre su participación en una eventual liberación de Odín, de 61 años, quien hace seis meses se intercambió por su hermano Patrocinio Sánchez, muy enfermo tras estar tres años en manos del Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista).

Consultado por AFP al respecto, el jefe negociador del gobierno con esa guerrilla, Juan Camilo Restrepo, dijo: “hasta el momento no tengo noticia de que tal operación se haya iniciado”.

Según Restrepo, el CICR le aclaró que ese operativo para liberar a Sánchez está suspendido luego de los contactos iniciales del 22 de octubre con el frente rebelde que tiene en su poder al excongresista.

El jueves, Restrepo indicó en un comunicado que ese proceso había “comenzado” con la participación de ese organismo humanitario y el acompañamiento de la Iglesia católica.

“Este mediodía hemos sido informados (por) el Comité Internacional de la Cruz Roja que la operación de la liberación ha comenzado con el acompañamiento de la Iglesia católica. El gobierno celebra este hecho, y toma nota de este procedimiento que espera que concluya satisfactoriamente”, sostuvo entonces el jefe negociador, citado en un comunicado divulgado por la Presidencia.

El presidente Juan Manuel Santos reiteró el fin de semana que los diálogos para superar un conflicto armado de más de medio siglo con el ELN, la segunda guerrilla del país, no empezarán su fase pública hasta que Sánchez no sea liberado “sano y salvo”.

Estaba previsto que las conversaciones se inauguraran el 27 de octubre en Quito, pero ese mismo día el jefe de Estado aplazó el viaje de la delegación de negociadores del gobierno, dejando en suspenso las pláticas, cuya fase confidencial arrancó en enero de 2014.

'Es falso'

Pero el ELN, alzado en armas contra el Estado en 1964 por influencia de la revolución cubana, descartó este lunes estar incumpliendo lo convenido para lanzar las negociaciones y calificó la suspensión como una “presión arbitraria” de Santos.

“Es falso que el ELN haya incumplido lo acordado con el gobierno para llegar a la instalación de la Mesa Pública”, afirmó en un comunicado difundido en su cuenta en Twitter.

El grupo rebelde, con 1 500 combatientes según estimaciones oficiales, reveló fragmentos de lo convenido con el gobierno y afirmó que el 10 de octubre en Caracas se comprometió a iniciar el proceso de liberación de los secuestrados “con dos casos antes del 27 de octubre”.

Agregó que en el pacto previo a la instalación de la mesa se determinó que liberaría un tercer secuestrado “durante el transcurso de la primera ronda de conversaciones”, que sería Sánchez.

El texto precisó que el 6 de octubre el ELN “procedió a liberar al exalcalde de Chalará (Santander), Fabio León Ardila, y en los días posteriores liberó al último arrocero que tenía en su poder”, por lo cual esta guerrilla insistió en que “cumplió lo acordado”.

Este arrocero fue identificado como Nelson Alarcón, a quien los rebeldes mantenían secuestrado desde hacía tres meses.

Sin embargo, el ELN aseguró que pese al desacuerdo con el gobierno “ratifica a Colombia su disposición a seguir buscando paz y voluntad de aportar soluciones dialogadas para resolver este impasse”.

Colombia registra más de 260 000 muertos en medio siglo de violencia fratricida, que ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes de la fuerza pública.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)