9 de noviembre de 2014 20:06

Cristina Fernández recibió el alta médica pero deberá hacer reposo

La presidenta Cristina Fernandez de Kirchner y el ministro de Economía, Axel Kicillof, durante una ceremonia en la casa de gobierno. Foto: Daniel García / AFP

La presidenta Cristina Fernandez de Kirchner y el ministro de Economía, Axel Kicillof, durante una ceremonia en la casa de gobierno. Foto: Daniel García / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Cecilia Caminos, DPA
Buenos Aires

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, recibió hoy 9 de noviembre el alta médica por la "buena evolución" del cuadro de infección de colon que la afecta pero deberá hacer reposo durante diez días, informó la Unidad Médica Presidencial en Buenos Aires.

La mandataria estuvo una semana internada en la clínica privada Otamendi de la capital argentina por un cuadro de sigmoiditis que le produjo fiebre alta y dolores abdominales, entre otros síntomas.

Fernández de Kirchner, de 61 años, deberá guardar reposo en la residencia presidencial de la localidad bonaerense de Olivos. "Continúa con tratamiento antibiótico, dieta especial, reposo y control evolutivo, contraindicándose realizar desplazamientos por diez días", precisa el comunicado oficial.

Por recomendación médica, no asistirá a la Cumbre del G20 que se realizará el 15 y el 16 de noviembre en Brisbane, Australia. Será reemplazada por los ministros de Economía, Axel Kicillof; y Relaciones Exteriores, Héctor Timerman.

El estado de salud de la presidenta se mantuvo bajo estricto hermetismo y sólo se conocieron breves partes médicos sobre su situación, una política de comunicación que se reiteró en las últimas afecciones que padeció.

Varios funcionarios aseguraron que la mandataria continuó gobernando desde la exclusiva clínica privada, aunque según versiones de prensa en estos días de ausencia en la Casa Rosada, su hijo Máximo Kirchner habría sido la persona de consulta a la hora de tomar decisiones. A mediados de octubre pasado, la presidenta suspendió un acto programado para cumplir con dos días de reposo debido a un cuadro de faringitis.

Además, a raíz de la faringitis, Fernández de Kirchner postergó en aquella oportunidad un control médico que se iba a hacer al cumplirse un año de la neurocirugía a la que fue sometida por un hematoma subdural que se le formó por un golpe en la cabeza.

La mandataria fue operada el 8 de octubre de 2013 y debió guardar reposo por algo más de un mes. A principios de julio pasado, por una faringolaringitis suspendió un acto junto al ministro del Interior, Florencio Randazzo, y un viaje oficial a Paraguay.

En enero último se atendió en el Hospital Austral por un cuadro "compatible con una bursitis del trocánter izquierdo" por lo que se sometió a tratamiento kinesiológico. En 2012, se le había extirpado la glándula tiroides tras un diagnóstico de cáncer que finalmente resultó un "falso positivo".

Fernández de Kirchner asumió la presidencia en diciembre de 2007. Cuatro años más tarde fue reelegida y le resta poco más de un año de gobierno. Argentina celebrará elecciones presidenciales en octubre de 2015 pero Fernández de Kirchner no podrá presentarse a un tercer mandato consecutivo porque no lo permite la Constitución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)