9 de agosto de 2016 00:00

La crisis influye en la decisión de voto

Foto: Archivo / EL COMERCIO

Informe Confidencial trabajó en un perfil de los electores indecisos por ciudad. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 6
Redacción Política

El porcentaje de personas que aún no saben por quién votar en las elecciones del 2017 varía entre 63% y 73%, según tres encuestadoras. Se trata de Cedatos, Informe Confidencial y la firma Perfiles de Opinión.

En las conclusiones de sus estudios coinciden en que el tiempo que falta para que se hagan los comicios y la falta de definición de los candidatos finales influyen.

Aunque a diferencia de lo que ocurría en otras elecciones similares, esta vez se incluye un elemento adicional: la crisis económica, según la consultora política Ana Belén Cordero.

Ella explica que esta situación hace que la gente sienta desconfianza en quienes están a cargo de la administración del país. “La apatía responde a la calidad de políticos. Nos hemos acostumbrado a tener ‘showman’”. En este sentido, agrega, este 2016 y 2017 se puede dar un fenómeno similar al del 2005 y 2006, “cuando se dio un desgaste de políticos y partidos”.

Las tres encuestadoras tuvieron diferentes muestras y todas se aplicaron entre junio y julio del 2016. Cedatos trabajó con
una muestra de 2 124 personas, Perfiles de Opinión con 918 e Informe Confidencial con 1 280. El porcentaje de indecisión es mayor para estas elecciones si se compara en el histórico de Cedatos. En el 2006, cuando faltaban cuatro meses para las elecciones, un 55% estaba indeciso.

Las distintas fuerzas políticas dicen que tratarán de captar ese voto. Para Geovanny Atarihuana, director nacional de Unidad Popular, la clave estará en hacer propuestas concretas para generar credibilidad en los líderes. “Hay que satisfacer necesidades”. Una de ellas es el desempleo. Por eso Atarihuana dice que alrededor del Acuerdo Nacional Electoral se está trabajando en estrategias para enfrentar la crisis.

Esta situación tiene un efecto en el estado emocional de los votantes. Una cuarta encuestadora -Opinión Pública- aplicó un estudio en abril donde se determinó que el 62% de los encuestados dijo que la causa de su mal estado anímico fue que la economía va en una dirección incorrecta.

El pesimismo de la gente está ligado a que en estos últimos años se creó una imagen de bonanza, que comienza a desmoronarse, como refiere Santiago Nieto, director de Informe Confidencial.

Para Patricio Donoso, director de Creo en Pichincha, el ciudadano espera tener un cuadro político fuerte para tomar una decisión electoral. Ellos le apuestan a Guillermo Lasso como presidenciable. Sus discursos, en buena parte, se han enfocado en la creación de plazas de trabajo, la independencia de los poderes del Estado. También en la disminución de impuestos y la “recuperación” de libertades.

Guillermo Celi asegura que su movimiento -Suma- de igual forma enfoca sus propuestas en el tema económico. “Hemos recorrido el país y nos hemos reunido con gremios de artesanos, sindicatos, campesinos, entre otros”. La idea es buscar salidas a la crisis del país. La semana pasada estuvieron en Salcedo, Cotopaxi.
Aunque él también coincide en que hasta que se conozcan todos los candidatos, las personas tardarán en optar por una figura en particular.

Informe Confidencial trabajó en un perfil de los electores indecisos por ciudad. En Quito, la mayor parte es mujer, de estrato popular, de la zona urbana y tiene un trabajo en el sector privado.

En Guayaquil, en cambio, la mayor parte de indecisos es hombre, de estrato popular y también tiene un trabajo privado, aunque en menor porcentaje que en Quito.

Info 2
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (1)