19 de December de 2009 00:00

El crédito del IESS es una alternativa para loja

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Loja 

Emérita Ortega Cartuche es una educadora lojana que el miércoles firmó los últimos documentos para acceder a un crédito solidario del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Con el monto solicitado de USD 40 000 aspira construir su vivienda en el barrio La Inmaculada, ubicado al norte de la capital lojana donde reside desde hace varios años.



8,62
millones
de dólares ha  invertido hasta la fecha  en préstamos hipotecarios el IESS lojano.Según sus cálculos, la obra le costará cerca de USD  60 000.  Pero con el préstamo pretende construir las partes más importantes de la casa, incluida la losa.

Su esposo, que también es maestro,   sumó sus ingresos para acceder al monto y a un plazo de 25 años. De acuerdo con la actual tasa referencial del Banco Central que rige para este tipo de crédito, las cuotas mensuales resultan de USD 400.

Para los esposos, el largo plazo para devengar el crédito es una facilidad que les permitirá tener por primera vez su casa propia. En esa misma bondad se han fijado un total de 300 acreedores de los préstamos hipotecarios del Seguro en Loja, según el número de operaciones que registró el IESS en esa provincia hasta el pasado 8 de noviembre. Hasta esa fecha ha desembolsado USD 8,62 millones, de un monto que a escala nacional asciende a USD 276,39 millones destinado  a conseguir vivienda.

Para los inmobiliarios, la línea de crédito del IESS les resulta positiva porque está ayudando a reactivar el sector de la construcción que resultó afectado los últimos dos años, por la disminución de las remesas de los emigrantes.

Por ejemplo, en la constructora Palacio Salcedo, tres de los cinco clientes que en el presente año negociaron sus viviendas lo hicieron a través del IESS.

Gloria Cueva es una de ellas. Adquirió así su vivienda de tres plantas y acabados de lujo en USD 98 000. El financiamiento se hizo con un crédito solidario en el que participaron  su hija y su cónyuge. Ella, que se desempeña como maestra y es sola, también aportó con un  hipotecario.

“Aprovechamos la facilidad del Seguro para financiar la casa que no habíamos conseguido con la banca privada. Nos ofrecían créditos hasta para tres años y las cuotas no estaban a nuestro alcance”, cuenta Cueva.

El trámite de los créditos en el Seguro le tomó un mes a esta familia. “Mucho dependió de la ayuda que dio el constructor con los documentos”.

Ahora, ella paga cuotas mensuales de USD 235  y su hija y yerno USD 900. El plazo es para 10 años.

Vinicio Palacio considera que en Loja la gente busca créditos de largo plazo y bajas tasas de interés. Sin embargo, debido a que la venta de construcciones se paralizó en un 40% en el último año, la banca privada  aún mantiene limitadas las líneas de préstamos para vivienda en esa ciudad. Por ello, las familias con cierta capacidad de pago han buscado las posibilidades en el  IESS.

Algunas entidades como Banco de Loja, Banco de Guayaquil y Cooperativa Padre Julián Lorente ofrecen crédito para financiar vivienda, pero a través de los planes de vivienda municipal. El Municipio de Loja mantiene convenios con esas instituciones.

Por la restricción de líneas de crédito, en Loja existe una importante oferta de casas que cuestan entre USD 40 000 y 60 000, según el presidente de la Cámara de la Construcción de Loja. Pero oferta no falta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)