14 de octubre de 2015 00:00

En Cotopaxi, la Cruz Roja capacita a 112 jóvenes voluntarios

Julio Tucumbi, técnico de la Cruz Roja, capacita a los voluntarios en temas de primeros auxilios y rescate. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Julio Tucumbi, técnico de la Cruz Roja, capacita a los voluntarios en temas de primeros auxilios y rescate. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Modesto Moreta

Al menos, 112 voluntarios de la Cruz Roja de Cotopaxi se preparan para colaborar en primeros auxilios y ayuda psicosocial, si ocurriera una erupción del volcán Cotopaxi.
Son jóvenes de entre 17 y 35 años, en su mayoría, profesionales en medicina, arquitectura, agronomía, ingeniería civil y otras especialidades.

Este grupo se reúne todos los fines de semana en Latacunga para capacitarse en atención prehospitalaria, gestión de riesgos, elaboración de planes de contingencia. Además, en lectura de mapas, recursos y capacidades, apoyo psicosocial y en el manejo de agua y saneamiento.

Fernando Rueda, líder de los coordinadores provinciales de la Cruz Roja, cuenta que los voluntarios están capacitados para prestar su ayuda en caso de una emergencia. Ellos recibieron capacitación durante 300 horas. “Somos un organismo de apoyo para el Estado y actuaremos en la emergencia”.

Asegura que si ocurriera una gran erupción estarán en capacidad de atender con dos equipos de paramédicos. Los equipos de trabajo se movilizarán en las dos ambulancias de la institución. A ellos se sumarán los voluntarios de apoyo.

También, dispondrán de dos carpas que se armarán en sitios estratégicos y funcionarán como puesto de ayuda. Estarán equipados con camillas y el material de primeros auxilios.
Los directivos de la organización adquirieron y conectaron a los vehículos dos nuevos equipos de comunicación, que faltaban. Asimismo, 4 radios ‘handy’ que suman 10 en total.

“En una erupción lo que tenemos no abastecerá todo el requerimiento. Si eso sucede se sumarán los voluntarios de otras provincias con los equipos necesarios”, indica Rueda.

Al momento trabajan en la adecuación de lo que será el comité de emergencia. Este funcionaría en el Centro de Capacitación, localizado en el sector de Izimbo, en el norte de Latacunga. Este lugar se convertiría en la base de operaciones de la Cruz Roja”.
El sábado último, 25 jóvenes asistieron a la capacitación en una de las dos aulas del edificio, ubicado en la avenida Amazonas, en el centro de Latacunga. El capacitador Julio Tucumbi proyectó el mapa de riesgos y los sectores que serían afectados por el descenso de lahares.

Les planteó que si se diera una erupción lo primero que deben hacer es poner a salvo a sus familias. Luego, pueden integrarse a la labor encomendada. “Esa es una regla que hay que cumplir. No se olviden que deben contar con una mochila de emergencia familiar”.

Los voluntarios llevarán un kit personal compuesto de gafas, mascarillas, bufandas y los uniformes azules. También, guantes, vendas, gasas y alcohol que servirán para brindar los primeros auxilios.

Una de los 112 voluntarios es Carla Alvear. La joven tiene conocimientos en medicina, primeros auxilios y apoyo psicosocial y se prepara cada sábado. Tiene 23 años y desde hace cinco es parte de las filas de voluntarios de la entidad.
La joven participa en las charlas y prácticas en rescate, primeros auxilios y salud en emergencias. “En el voluntariado uno nunca deja de aprender. Todos los días se conoce algo nuevo y qué mejor estar preparados, en especial en la recuperación psicológica de la gente”.

La estudiante de octavo año de Medicina en la Universidad Central revisa todos los días por Internet los informes que emiten el Instituto Geofísico y el Ministerio Coordinador de Seguridad sobre el estado del volcán. “Al momento la actividad interna del Cotopaxi es moderada y la superficial moderada”, decía el sábado.

Otra de las actividades que cumplen los socorristas de la Cruz Roja es llegar con la capacitación a las poblaciones en riesgo por los posibles lahares del Cotopaxi. Alrededor de 15 000 personas participaron en este proceso que se inició hace un mes y medio.

“En las charlas intervinieron todos los voluntarios. Ellos llegaron con su mensaje a los barrios de Latacunga y a las parroquias rurales de Aláquez, Pastocalle, Mulaló. La gente ahora sabe qué hacer, cómo autoprotegerse y cómo evacuar en caso de una erupción”, comenta José León, coordinador de Gestión de Riesgos de la Cruz Roja.

Esta institución de apoyo es parte de la Mesa 5 de Seguridad del Comité de Operaciones de Emergencia de Cotopaxi (COE). Se ha dispuesto que si se cambia de alerta amarilla a naranja, el banco de sangre sea trasladado al Centro de Emergencias de Izimbo. “La idea es mantener la atención en la emergencia”, cuenta León.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)