25 de julio de 2015 21:13

Correa invoca al Papa para criticar el modelo de urbanizaciones cerradas

El presidente Rafael Correa citó al Papa en su discurso por la Fundación de Guayaquil. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

El presidente Rafael Correa citó al Papa en su discurso por la Fundación de Guayaquil. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 94
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 27
Alexander García

En su discurso de la Sesión Popular por los 480 años del proceso fundacional de Guayaquil, el presidente de la República, Rafael Correa, volvió a citar al Papa Francisco para defender los proyectos de Ley de Herencias y Plusvalía, o criticar incluso el modelo de urbanizaciones cerradas.

El mandatario regresó sobre el problema la redistribución de la riqueza y llamó a un pacto ético en el tratamiento del tema de la inequidad social, donde según él prima el cinismo y la inmoralidad.

Sin mencionar su nombre también reiteró sus críticas al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, a quien acusó de evadir impuestos. “"Como se explica que cierto Alcalde haya pasado de pagar 657 dólares en impuesto a la renta en el 2001 a USD 66 593 en el 2014, más de cien veces más. Estamos ante un caso de evasión o de enriquecimiento ilícito".

El mandatario invocó la Encíclica Laudato si del Sumo Pontífice en contra del "modelo exitoso" que impulsan quienes viven en ciudades amuralladas o recluidas en islas privadas, dijo en referencia Nebot.

"En algunos lugares, rurales y urbanos, la privatización de los espacios ha hecho que el acceso de los ciudadanos a zonas de panicular belleza se vuelva difícil. En otros se crean urbanizaciones solo al servicio de unos pocos, donde se procura evitar que otros entren a molestar una tranquilidad artificial…", citó de la Encíclica.

La sesión solemne por la Fundación de Guayaquil fue presidida por el presidente Rafael Correa. Foto: Gabriel Proaño / para EL COMERCIO

La sesión popular por la Fundación de Guayaquil fue presidida por el presidente Rafael Correa. Foto: Gabriel Proaño / para EL COMERCIO

Correa informó que el diálogo propuesto por el Gobierno Nacional ya obtiene sus frutos, pues se acordó con un grupo de empresarios flexibilizar la Ley de Redistribución de la Riqueza, y mantener la tabla actual de impuestos para las empresas y los negocios en marcha. "Esto lastimosamente impide democratizar más rápidamente los medios de producción como hubiéramos deseado, pero a su vez aleja cualquier riesgo sobre la base productiva nacional…".

En una larga defensa de la Ley de Herencias, que retiró momentáneamente de la Asamblea Nacional, el mandatario negó que el proyecto busque recaudar recursos para la caja fiscal. "En el caso de las empresas, incluso hemos propuesto que ese dinero no pase al Estado, sino que se lo distribuya en acciones entre los trabajadores…".

En la sesión popular la Gobernación del Guayas otorgó condecoraciones por mérito a la honestidad al cabo de policía William Álvarez, que devolvió USD 59 000 que encontró fuera de su casa.

Exaltó además el mérito social del padre salesiano Marco Paredes, quien realiza obra social en favor de los niños de la calle, desde hace 35 años; y al grupo Juvenil Esperanza de Vida, integrado por jóvenes sobrevivientes que trabajan con enfermos de cáncer. La condecoración deportiva recayó en Angie Avegno, que práctica canotaje.

La sesión popular se desarrolló la tarde de este sábado 25 de julio en la Florida Norte, al norte de Guayaquil, en medio de un festival artístico y ante cientos de personas sentadas a lo largo de la avenida Eduardo Solá Franco.

En el acto estuvieron presentes el vicepresidente de la República, Jorge Glas; la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, el presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh; la secretaria de Gestión Política, Viviana Bonilla; el prefecto del Guayas, Jimmy Jairala y el gobernador de la provincia, César Quiñónez, que intervino previo a la alocución presidencial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (8)