30 de julio de 2015 20:57

Correa atribuye a 'golpe blando' estallido de bombas panfletarias

Anoche colocaron bombas panfletarias en Diario El Telégrafo. Esta mañana policías en los exteriores del Diario. Foto: Juan Carlos Mestanza / EL COMERCIO

Anoche colocaron bombas panfletarias en Diario El Telégrafo. Esta mañana policías en los exteriores del Diario. Foto: Juan Carlos Mestanza / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Política

Durante un conversatorio con medios de comunicación en el cantón Guano, provincia de Chimborazo, el Presidente de la República, Rafael Correa, rechazó los hechos ocurridos ayer en la noche en la ciudad de Guayaquil, donde detonaron dos bombas panfletarias en los exteriores de diario El Telégrafo y el Universo.

El Mandatario aseguró que esas acciones "son parte del golpe blando que se desarrolla contra el gobierno", según recoge la agencia oficial Andes. Indicó que el ataque proviene de todos los sectores a los que no les interesa el país sino solo sus propios intereses. Añadió que "los responsables son sectores que intentan desestabilizar con miras a las elecciones presidenciales de febrero de 2017". Serán vencidos en las urnas, acotó.

"En la oposición hay una amalgama. La derecha que sabe lo que hace para recuperar su poder, y una izquierda instrumentalizada por la derecha, entre ellos la izquierda indígena, que se ha convertido en el MPD con poncho –Movimiento Popular Democrático-, que ha sido la mejor aliada de la derecha y lo único que les interese es mantener sus espacios de poder que los han perdido con el gobierno", dijo Correa, según el despacho informativo.

Asimismo, relacionó lo ocurrido con el ataque con explosivos contra la sede del partido oficialista en Guayaquil el 14 de julio y el caso de los 10 de Luluncoto, que fueron detenidos en el operativo denominado Sol Rojo y que tras un proceso fueron sentenciados a un año de prisión por tentativa de actos de terrorismo por su participación en la explosión de tres bombas panfletarias en Quito, Guayaquil y Cuenca, en 2011.

En este sentido, el Presidente Correa explicó que "los ataques ya han sido reivindicados por grupos similares al de los 10 de Luluncoto, porque mantiene el mismo método utilizado por combatientes populares vinculados al MPD".

"Los 10 de Luluncoto que la prensa los presentó como angelitos y la policía los apresó. Y nunca dijeron que se investigaban delitos. En un estado de derecho se investigan delitos, no personas (...) Las bombas que se pusieron son muy similares a esas bombas panfletarias y recuerden la agresión del grupo Mariátegui, muy cercano al MPD, a los estudiantes de la FUE –a mediados de julio-".

Los hechos son para Correa una muestra de la falta de legitimidad que tiene grupos como Pachakutik, el MPD, y el movimiento CREO, del banquero Guillermo Lasso. Saben que perderán en las urnas y por eso, puntualizó el Presidente, buscan formas de sacarlo, agrega la información.

Desde la constitucionalidad, remarcó, solo pueden hacerlo con muerte cruzada "que la declara el Presidente o la Asamblea, y ninguno de las dos la vamos a declarar. O con revocatoria del mandato para lo cual tiene que reunir las firmas. Y no las van a reunir porque no los apoya el pueblo ecuatoriano. Y si logran reunirlas saben que los venceremos en las urnas".

Finalmente enfatizó que no existen motivos para los intentos desestabilizadores, pues si antes protestaban con el alza de impuestos, ahora protestan por el cambio y la inversión social. Además dijo que estos actos no se van permitir e invitó a todo el país a rechazar la violencia y el paro nacional convocado para el 13 de agosto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)