Correa frenó respaldo al Sistema Interamericano en la cumbre de la Celac

Rafael Correa fue el último orador de la III Cumbre de la Celac en Belén, Costa Rica.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 90
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 86
Red. Política y Agencias

Rafael Correa asumió ayer la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para el 2015. Fue el orador final de la III Cumbre de este bloque regional y su discurso no tuvo mayores modificaciones frente a lo que ha sido su política exterior en este tipo de encuentros.

El Presidente fue, según las agencias internacionales de noticias que cubrieron la cita, factor fundamental para impedir que se respaldara al Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Lo calificó como “una burocracia con agenda” y que tiene “grandes deformaciones”, en especial la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
Pero en la cumbre se habló de imperialismo, colonialismo. También se destacó el acercamiento con China, que invertirá 
USD 35 000 millones en toda la región.

“Nuestros países siempre habían visto solo hacia el norte”, dijo Correa como alusión a Estados Unidos. 


El tema central de la cita en Belén, Costa Rica, fue el combate a la pobreza que afecta a 167 millones de los 600 millones de habitantes de la región. Los mandatarios hicieron hincapié en los avances que están realizando en sus países. 


La directora ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la mexicana Alicia Bárcena, destacó que la pobreza cayó del 48%, en el 2002, al 28% en el 2013, aunque también reconoció que hubo un estancamiento desde entonces.

Ese es el primer reto de Correa en su cargo al frente de la Celac. Se refirió que las propuestas deben ser cuantificables y se puso 5 años como base para conseguir resultados. “Nuestra propuesta es asumir el compromiso de la Celac de erradicar la pobreza extrema en América Latina y el Caribe en 5 años”, manifestó. Las proyecciones son que el hambre tocará al 6,1% de la población en el 2025.

El embargo a Cuba fue otro tema central y que tendrá al presidente Correa en el centro de la atención. Fue una de las declaraciones especiales de Costa Rica. 


La resolución se da apenas dos meses antes que se realice la Cumbre de las Américas en Panamá. De hecho, el mandatario boliviano Evo Morales dijo que Estados Unidos deberá levantar el embargo antes de la Cumbre que se llevará a cabo el 10 y 11 de abril.

Raúl Castro, presidente de Cuba asistirá por primera vez a esta cita, que será la séptima edición. 
No solo serán las relaciones Cuba-Estados Unidos, la VII Cumbre de las Américas y la reducción de la pobreza los ejes sobre los que se concentrará el presidente Correa.

Hay otros bloques regionales que están pendientes de América Latina y el Caribe. Y uno de ellos es la Unión Europea. 
Este 2015 se realizará la II Cumbre Celac-UE en Bruselas y Ecuador compartirá la Presidencia con Bélgica. En esta se reunirán representantes de 61 Estados. 
“La UE y los países de la Celac tienen la oportunidad y la responsabilidad de hacer más de manera conjunta, en la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de drogas, a la hora de combatir el terrorismo y restaurar la paz”, sostuvo Federica Mogherini, alta representante de política exterior de la UE.

Un final complicado


No tuvo un final feliz la cumbre de la Celac. El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, hasta ayer presidente pro témpore del bloque, dio por terminada la reunión privada de los mandatarios debido a la presencia del dirigente independentista puertorriqueño Rubén Berríos, en representación de Nicaragua.


El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, dejó como delegado suyo a Berríos, pero Costa Rica y otros países rechazaron su presencia, explicó Solís en la rueda de prensa final de la cumbre.
Como “la intransigencia de la delegación de Nicaragua fue absoluta” y no quiso retirar a Berríos, “tuve que tomar la decisión de dar por terminado el retiro” privado de los jefes de Estado y de Gobierno, manifestó el Mandatario costarricense.

Correa respaldó la decisión de Solís y coincidió en que de haberse aceptado a Berríos como delegado de Nicaragua en el encuentro privado de mandatarios “se hubiese sentado un precedente nefasto”.

“Con ese precedente, en la Cumbre de las Américas, en abril (en Panamá), Estados Unidos cedía el asiento a Inglaterra” para defender su posesión de las islas “Malvinas contra Argentina”, añadió Correa. 


“No hay que confundir nuestro apoyo a Puerto Rico”, expresado en las tres cumbres que la Celac ha celebrado entre 2013 y 2015, ya que “una cosa son los objetivos, otra cosa es el procedimiento”, matizó
“Queremos mucho a Nicaragua, queremos mucho a Puerto Rico (...), a los independentistas puertorriqueños”, pero con Berríos en la reunión privada de la Celac “se hubiera sentado un precedente nefasto”, insistió Correa.

La última cumbre de Mujica

El presidente uruguayo, José Mujica, advirtió este miércoles del surgimiento de una derecha fascista en el mundo, en un discurso en el que se despidió de sus colegas de América Latina y el Caribe reunidos en Costa Rica.
 En un mensaje que fue aplaudido de pie por los gobernantes de la Celac , Mujica llamó la atención sobre el surgimiento de intolerancia en los países ricos y pidió rescatar la tolerancia entre las personas.

“Está refloreciendo una derecha que no es derecha, sino fascista”, declaró Mujica en un discurso improvisado, en el que sostuvo que esa tendencia se refleja en las actitudes de rechazo a los inmigrantes y los extranjeros en general en algunos países.

Mujica abandonará el cargo el 1 de marzo, cuando el presidente electo Tabaré Vázquez, asuma la Presidencia. (AFP-EFE)

En contexto

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) nació en 
el 2010, como una iniciativa que haga frente a los organismos internacionales que incluyen a los Estados Unidos y Canadá entre sus miembros, 
como la OEA.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (1)