15 de November de 2009 00:00

Los convenios firmados con Rusia serán una realidad a largo plazo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política          

A su llegada de Rusia, el presidente de la República, Rafael Correa, comentó que la gira resultó todo un éxito. “Nos fue extraordinariamente bien (...). Hay muchos otros proyectos, por ejemplo, financiamiento por más de 2 500 millones (de dólares) para sectores estratégicos en el Ecuador”, dijo Correa, en una entrevista radial en Azogues, tras referirse a la suscripción de siete convenios bilaterales (ver cuadro adjunto).

Este monto, en términos comparativos, equivale al 11% de la pro forma presupuestaria prevista para 2010. Los proyectos que se suscribieron en Moscú, en el marco de la primera visita de Estado de un Presidente ecuatoriano, todavía se encuentran en una fase de estudios de factibilidad. Por lo tanto, la Cancillería aún no tiene cifras certeras sobre  las futuras inversiones que llegarían desde el gigante de Europa del este.



El acuerdo hidroeléctrico ayudará a evitar otra crisis energética
Yan Burliayz
Embajador de Rusia en Quito Es decir, el anuncio de los USD 2 500 millones, realizado por el Primer Mandatario y por el ministro de Relaciones Exteriores  Fander Falconí, no se respalda en estimaciones claras.

Según el Gobierno, la inversión rusa se dará en áreas de energía, telecomunicaciones, acuerdos comerciales, asociación estratégica, desarrollo de proyectos petroleros, cooperación aduanera y un acuerdo de hermandad entre Manta y Vladivostok.

Pero, de acuerdo con las cifras que se conocen solo dos de los siete instrumentos suscritos, el monto no llega ni a los 200 millones. El primero tiene que ver con el  financiamiento de 135 millones para el proyecto hidroeléctrico Toachi-Pilatón y el segundo es una carta de intención por 50 millones en desarrollo de Telecomunicación. En el resto de los acuerdos no se habla de cifras. 

De todos estos acuerdos, los más concretos, por el momento, son el proyecto hidroeléctrico Toachi-Pilatón y la apertura de un vuelo directo de carga entre Latacunga y Moscú. Esa ruta será usada para la exportación de flores.

El primer acuerdo incluye la compra de los equipos electromecánicos para las centrales Sarapullo, de 48 megavatios de generación, y Alluriquín, de 198 MW. El monto de la inversión es de 135 millones de dólares, explica Byron Granda, gerente general de  Hidrotoapi, compañía concesionaria del proyecto.

La empresa rusa Inter Rao fabricará y venderá las turbinas, mientras que para la ejecución de los trabajos civiles se realizará un concurso internacional que todavía no se ha abierto. La obra concluirá en 2014, señala Granda.

Rusia forma parte de la estrategia del Régimen de conseguir nuevos inversores internacionales. Por eso, afirma Granda, “varias delegaciones gubernamentales, integradas por subsecretarios de las diferentes carteras de Estado, visitaron a inicios de este año Irán, China y Rusia para promocionar proyectos hidroeléctricos como el Toachi-Pilatón.

Yan Burliay, embajador de Rusia en Quito, asegura que el acuerdo hidroeléctrico ayudará a evitar que ocurra una  nueva crisis energética a futuro.

En cuanto a la apertura de la ruta aérea entre Latacunga y Moscú para el comercio de flores, la idea es eliminar el 15% de aranceles que pagan los exportadores ecuatorianos en Amsterdam (Holanda), por concepto del flete terrestre de su mercadería a Rusia. Para Fausto Falconí, uno de los 52 empresarios que acompañaron al presidente Correa en esta gira, la nueva ruta aérea, a más de los beneficios económicos y de tiempo, mejorará la calidad de la flor.

El convenio suscrito facultará a la compañía aérea rusa Polet realizar vuelos chárter de carga al Ecuador con aviones IL-96-400T y AN-124 Ruslan. Está previsto que se  realicen  dos viajes semanales y se transportarían por lo menos 4 000 cajas de flores.

No obstante, para que lleguen estos aviones rusos se requiere de la aprobación del Consejo de Aviación Civil. Así lo indica Fernando Guerrero, titular de la Dirección Nacional de Aviación Civil (DAC). El trámite en la autoridad aeronáutica nacional no se ha iniciado por cuanto las negociaciones con la empresa rusa aún no concluyen. Por esta razón, no se efectuarán los primeros vuelos comerciales previstos para finales de noviembre, tal como lo anticipó el presidente Correa.

Ignacio Pérez, presidente de la Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores del Ecuador, aspira que el proyecto se inicie cuanto antes. “Los beneficiarios serán para todos los floricultores del país, incluidos quienes no viajaron con Correa”. 

El convenio de cooperación para el uso de energía nuclear para fines pacíficos es otro punto de interés que dará resultados a largo plazo, señaló Víctor Muñoz, ex director ejecutivo de la desaparecida Comisión de Energía Atómica del Ecuador. Ambas naciones, representadas por la Corporación Estatal para la Energía Atómica Rosatom de Rusia y el Ministerio de Electricidad, conforman un comité de coordinación que prestará asistencia nuclear y garantizará la transferencia de equipos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)