28 de diciembre de 2015 10:29

Control para frenar el alcohol en conductores

Al caer la tarde, en la Plaza Foch, corazón de La Mariscal, se habla sobre el alcohol. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Al caer la tarde, en la Plaza Foch, corazón de La Mariscal, se habla sobre el alcohol. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Evelyn Jácome

Unos 400 sancionados por consumir licor en espacio público en el último mes y 120 detenidos por conducir en estado etílico es el resultado de una campaña encabezada por el Municipio, para disminuir el consumo de alcohol durante las festividades de este año.

Los esfuerzos se incrementarán el 30 y 31 de diciembre. Según Juan Zapata, secretario de Movilidad del Distrito, el histórico de accidentes de tránsito relacionados con el consumo de licor en Quito revela que los meses de diciembre, en especial en año viejo, y febrero son los más críticos.

Durante el año, el consumo de licor es la tercera causa para que ocurran siniestros; sin embargo, en estas dos fechas, la embriaguez toma fuerza y se vuelve la primera. De allí la importancia de llevar a cabo una campaña para generar espacios de prevención.

La campaña Cero alcohol, que implementó la Agencia Metropolitana de Tránsito en las Fiestas de Quito, se replicará desde hoy, hasta el 1 de enero del 2016.

Julio Puga, director de operaciones de la AMT, explicó que la campaña se llevará a cabo en los sitios de diversión nocturna y en las principales vías de la ciudad como la 10 de Agosto, Mariscal Sucre, 6 de Diciembre y Amazonas. Los agentes se ubicarán en zonas cercanas a bares, discotecas y karaokes ubicados especialmente en los alrededores de la Plaza Foch, la Michelena, la Eloy Alfaro, Quitumbe y en la República de El Salvador.

El objetivo de las brigadas es precautelar que personas que hayan consumido licor conduzcan. Para ello, se utilizarán los alcoholímetros desechables. Los agentes abordarán al conductor antes de que se suba a su vehículo y se le realizará la prueba respectiva.

Como parte del procedimiento, la persona da un solo soplo, y llena una funda receptora. Luego, se conecta el extremo de la funda receptora a la boquilla blanca del alcohotector desechable. Una vez conectada se presiona la funda para que el aire comprimido ingrese al alcohotector.

Si el aparato marca color amarillo, la persona no ha ingerido licor. Pero si marca color verde bajo o sobre la línea roja, el conductor ha ingerido alcohol. En ese caso, el conductor deberá delegar a otra persona al volante o llamar a un familiar.

Si la persona se rehusa a hacerlo, los agentes llamarán al equipo LIMA, quienes llegan con el alcohol-check homologado, se le realiza la prueba oficial y se lo pone en manos de la autoridad.
Puga aclaró que con solo haber ingerido dos cervezas, la persona ya no está en condiciones para manejar.

Los controles se los realizará en la tarde y noche y estarán a cargo de 60 miembros de educación vial, y siempre con el apoyo del resto de agentes de las jefaturas; es decir, 160 uniformados más.

Una de las recomendaciones de Alfredo Viteri, experto en movilidad, es jamás conducir en estado de embriaguez. El haber consumido licor afecta la capacidad de reacción del conductor. Si una persona que pesa 180 libras toma una botella de cerveza, su tiempo de reacción se duplica.

Por eso es necesario recordar, que si una persona es encontrada consumiendo licor en un espacio público recibirá una multa y deberá cancelar el 50% de la remuneración básica; es decir, USD 177. Pero si es la segunda o tercera que recurre en la misma falta, la multa asciende al 100%; o sea, tendrá que cancelar USD 354.

En contexto 

La campaña Cero alcohol, activada hace varios años en Fiestas de Quito, dio buenos resultados y por eso fue replicada para disminuir el consumo de alcohol durante las fiestas de fin de año.

No olvide

*La ingesta de alcohol disminuye la motilidad gástrica y la contractilidad del corazón (taquicardia).

*El alcohol en grandes cantidades produce que el estómago aumente la secreción de ácidos gástricos.

*El alcohol en gran cantidad en los intestinos provoca diarrea y mala absorción de alimentos.

*En un alto nivel, el alcohol aumenta la presión arterial, la presión del corazón y da taquicardia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)