16 de noviembre de 2017 00:00

117 contratos de inversión están blindados de cambios tributarios

Unilever inauguró el 27 de julio del 2017 una planta de producción de ácido sulfónico para mejorar su producción. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Unilever inauguró el 27 de julio del 2017 una planta de producción de ácido sulfónico para mejorar su producción. Foto: Archivo/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Negocios

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno y las empresas privadas han firmado 117 contratos de inversión por USD 7 000 millones entre el 2012 y mayo del 2017.

El proyecto de Ley para Impulsar la reactivación Económica del Ecuador, que actualmente se encuentra en la Asamblea, propone reformas tributarias para la suscripción de estos contratos, con modificaciones al Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones (Copci), que fue aprobado en el 2012.

Pero estas modificaciones se aplicarán únicamente para los convenios que se firmen en el futuro, una vez que se apruebe la iniciativa del Ejecutivo.

El Ministerio de Producción (Mipro) tiene en carpeta 16 contratos de inversión por USD 500 millones.

Según la titular de la Cartera, Eva García, los contratos vigentes y los que están por firmar se concentran en el sector minero, energético y manufacturero.

Esta herramienta es una opción que puede solicitar un empresario para asegurar estabilidad tributaria y legal para sus inversiones por un plazo de hasta 15 años y con un capital desde un millón de dólares.

El principal beneficio es que el Gobierno garantiza una tarifa del impuesto a la renta (IR)del 22% durante la vigencia de esos acuerdos a las inversiones que se realicen en los sectores productivos y mineros a gran escala e industrias básicas.

En tanto, para aquellos capitales enfocados en el cambio de la matriz productiva, la tasa del tributo es del 25%.

Este aspecto es muy apreciado por los inversionistas, ya que es una garantía para asegurar la estabilidad en el futuro, señaló la Cámara de Comercio de Quito (CCQ).

Otros beneficios son la implementación de mecanismos de solución de controversias, reducción total o parcial en el pago de aranceles para bienes de capital y exoneración del pago de sobretasas a los insumos importados, en el caso del sector turístico.

Los dos contratos más representativos firmados hasta ahora están en el área minera. Se trata de los acuerdos para los proyectos Fruta del Norte con Lundin Gold y Mirador a cargo de Ecuacorriente. Juntos suman inversiones de casi USD 2 500 millones.

Según Santiago Yépez, presidente de la Cámara de Minería del Ecuador, un contrato de inversión se firmará próximamente con la empresa minera canadiense INV Metals, que tiene a cargo el proyecto minero Loma Larga.

Otro sector donde se registraron inversiones es el industrial. A finales de 2016, la empresa Unilever firmó un contrato de inversión de USD 32,9 millones para la construcción y operación de una planta de producción de ácido sulfónico, para la elaboración de detergentes. Además, se comprometió a comprar maquinaria para aumentar sus producción. Este proyecto se inauguró en julio de este año.

En este año se han firmado 15 acuerdos, principalmente en los sectores de energía renovable, manufactura, metalmecánica, petroquímica, de alimentos y otros.

Las inversiones tienen que ver con la construcción de infraestructura. Una de ellas es la empresa Biolimentar, que elabora alimento para animales, que levantará una nueva planta.

Askelgado, dedicada a la actividad agrícola, también construirá nuevas instalaciones para la producción y exportación de café soluble. Entre las inversiones también hay compromisos de cadenas hoteleras, de empresas de televisores y productos químicos.

Ahora, la propuesta del Ejecutivo es incrementar la tasa del impuesto a la renta a las nuevas empresas que firmen este tipo de contratos.

Para las inversiones de explotación minera a gran y mediana escala y para industrias básicas, la tarifa sube a 25%.

Sin embargo, la misma reforma establece que si las empresas firman un acuerdo de inversión dentro del año siguiente a la entrada en vigencia de la Ley serán beneficiarias de una reducción de tres puntos en el pago del IR. Es decir, cancelarán 22%.

El proyecto de Ley también planteó un incremento del 25% al 28% para los contratos de inversión que contribuyan al cambio de la matriz productiva. Sin embargo, el presidente Lenín Moreno dijo que revisará esta reforma y ofreció mejorar los incentivos para atraer inversiones al país.

El director subrogante del Servicio de Rentas Internas (SRI), Manolo Rodas, anticipó que se propondrá a la Asamblea que las empresas que inviertan en el cambio de la matriz productiva paguen una tarifa del 25% a cambio de estabilidad tributaria.

Según Daniel Legarda, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexport), los incrementos del impuestos no reflejan un compromiso por parte del Gobierno para incentivar la inversión.

“Hay un costo adicional en el pago de impuestos para ganar seguridad jurídica. Ese era el concepto, porque en teoría no se modificarían (las tarifas), pero ahora los futuros contratos pagarán más impuestos”.

Si bien el alza del tributo no atenta contra la estabilidad tributaria de los actuales contratos, vuelve menos atractivo el mercado ecuatoriano para los inversionistas, según la CCQ.

La Comisión de Régimen Económico analizará mañana el informe para primer debate de las reformas tributarias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)