13 de abril de 2018 00:00

Contratos flexibles para cuatro sectores

La modalidad permitirá al sector floricultor contratar mano de obra en temporada. Foto: Archivo

La modalidad permitirá al sector floricultor contratar mano de obra en temporada. Foto: Archivo

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 18
Diana Serrano

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los nuevos contratos de trabajo que firmó esta semana el ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, traen ajustes a la jornada laboral en cuatro ramas económicas: bananero, florícola, turístico-hotelero y ganadero.

Hasta este jueves, 12 de abril del 2018, la Cartera de Estado subió a su página los acuerdos que regulan los tres primeros.

Los gremios productivos esperaban conocer los acuerdos que se habían anunciado en febrero. El Gobierno anunció también nuevos contratos para las áreas acuícola, de la construcción, artística y arrocera.

Los tres nuevos instrumentos de contratación se caracterizan por cambios en la jornada laboral, según la necesidad de cada actividad económica.

Las nuevas modalidades se aplicarán solo para los contratos nuevos o para regularizar actividades informales. Además, son para tareas alternas al giro normal del negocio.

Una de las ventajas “es que (con los contratos) se podrá liquidar o pagar al trabajador de acuerdo con el trabajo efectivo que realice”, dijo Ledesma.

El pago puede ser diario o hasta semanal, según acuerden las partes. El trabajador, además, tendrá la posibilidad de laborar para otro empleador. Los tres contratos tendrán un incremento del 15% al valor ahora actualmente cancelado.

Estos instrumentos entrarán en vigencia tras su publicación en el Registro Oficial, que debería ser antes del próximo mes, indicó Ledesma.

El contrato para el sector ganadero contiene ajustes para flexibilizar la jornada.

Banano, con jornada reducida

Para esta actividad económica, el contrato será de 36 horas semanales, distribuidas en seis días a la semana, siempre que no supere las ocho horas diarias.

Según Richard Salazar, administrador de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), esto permitirá sincerar la realidad del trabajo en el campo.

“Hay cuadrillas que están contratadas de forma fija, con sueldo completo y beneficios de ley, pero que trabajan cuatro días a la semana”, explicó el representante.

Con la entrada en vigencia de esta nueva forma de contrato, los trabajadores podrán ofrecer sus servicios de manera formal a diferentes empresas, considera Salazar.

Añadió que para el sector bananero es importante que los nuevos contratos entren en vigencia con una regulación que haga referencia a la Seguridad Social, para que los pagos y los beneficios sean proporcionales al trabajo efectuado.


Florícolas, con dos modalidades

En esta actividad se usarán dos modalidades de contratación, uno será el contrato de trabajo especial permanente a jornada completa y otro, el contrato de trabajo especial discontinuo a jornada parcial.

El primero es de carácter indefinido y se aplicará “para atender actividades de ciclos productivos o fases dentro del giro del negocio”, que no requieran un horario fijo.

La jornada será de 40 horas semanales, durante seis días a la semana, sin superar las ocho horas diarias.

El segundo contrato aplicará “por el tiempo que dure la actividad especial” y se renovará por cada ciclo de trabajo.

En este caso, la jornada será de 36 horas semanales, por seis días a la semana, sin superar las ocho horas diarias.

Alejandro Martínez, presidente ejecutivo de Expoflores, dijo que las nuevas modalidades pueden ayudar a reestructurar los costos de producción y dinamizar al sector, sobre todo en época de alta actividad, como San Valentín o Día de la Madre.


Eventos, con contrato especial

También para esta actividad aplicarán las dos modalidades de contratación: contrato de trabajo especial permanente a jornada completa y contrato de trabajo especial discontinuo a jornada parcial.

Ambos contratos pueden ser aplicados para actividades de alojamiento, alimentos y bebidas, de incentivos, congresos y eventos, transporte y otras relacionadas a la actividad turística.
Las características de cada uno son las mismas que el Gobierno plantea para el sector floricultor.

Según Diego Vivero, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha, con el contrato de jornada parcial se potenciará el tema de eventos. Mientras con el especial de jornada completa se fortalecerán las actividades habituales que se realizan “las 24 horas y durante los siete días de la semana”.

El dirigente considera que los contratos erradicarán la informalidad en el sector y generarán nuevos empleos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (4)