1 de July de 2009 00:00

La Contraloría denuncia irregularidades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Santo Domingo

En el último mes en la administración del alcalde Kléber Paz y Miño, hay más ajetreo en el Municipio de Santo Domingo. Familiares, concejales y funcionarios se aglomeraron en el Departamento Financiero del Cabildo.

Esa aglomeración llamó la atención de los auditores de la Contraloría General del Estado. Ellos trabajan en el Cabildo desde hace cuatro meses. Fausto Acosta,  jefe de ese equipo, envió un comunicado a los ediles, donde habla de supuestas irregularidades.

Acosta denunció que los hijos del alcalde, Kléber Segundo, Kléber David y Kléber Gabriel Paz y Miño Riera permanecen siempre en esa dirección. Él presume que solicitan los trámites de pago de las empresas: Korjap, Eufratesinvest, Freanto, STC, Goodfaith, Sertecing, Suntrac... Estas firmas ejecutaron obras  en la urbe.

El Auditor de Contraloría también hizo notar las presiones ante el Departamento Financiero por parte de la edil electa Eunice Arce (PSP). Ella reclama el pago por el arrendamiento de un terreno que se usa para el botadero de basura que genera la  ciudad.

Según Acosta, la concejala electa les pidió de forma airada “que se retiren de la oficina”. Ella se negó a comentar sobre esto. “Hable con mi esposo, él sabe del tema”. Arce  está casada con el asambleísta electo Fernando Vélez (PSP).

Acosta dijo que los empleados no entregan oportunamente la información requerida por los auditores de Contraloría.

Acosta pidió al Departamento de  Recursos Humanos que controle que los empleados permanezcan en su puesto y no realicen trámites en el Departamento Financiero. También que se prohíba el ingreso de personas ajenas a esta dependencia.

De su parte, el ex concejal, Miguel Ángel Moreta, dijo que las presiones por parte de los hijos del Alcalde no son nuevas. “Siempre hubo nepotismo y tráfico de influencias en la administración de Paz y Miño Flores”.

Moreta recordó que incluso el hijo mayor del Alcalde, Kléber Segundo Paz y Miño Riera, llegó a falsificar la firma del Burgomaestre. Él basó su denuncia en un informe grafológico que realizó la Policía Judicial sobre la base de sus denuncias.

El alcalde Kléber Paz y Miño Flores negó que su firma haya sido falsificada. Agregó que otro de sus hijos, Kléber David, revisa que la documentación municipal no salga con faltas ortográficas.

David y su hermano Kléber Gabriel Paz y Miño Riera suelen asistir a las sesiones de Concejo. El objetivo, según ellos, es defender a su padre de posibles ataques de sus opositores. Sobre la denuncia presentada por el auditor Acosta, el vocero del Municipio, Hipólito Borja, dijo que carece de validez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)