13 de octubre de 2014 16:13

Contagio pese a trajes protectores: el ébola en España y EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Hubert Kahl. DPA
Madrid

En España se produjo el primer contagio del virus del ébola fuera de África, el de una auxiliar de enfermería, pese al uso de medidas de protección. Poco después surgió otro caso similar en Estados Unidos. ¿Qué enseña el precedente español y qué paralelismos hay entre ambos? ¿Cómo se infectó la sanitaria española?

ESPAÑA: Hasta ahora no hay explicación oficial de cómo se transmitió el virus en el Hospital Carlos III de Madrid.

La auxiliar, de 44 años, formaba parte del equipo que trató al segundo religioso español enfermo repatriado de África Occidental. Entró en contacto con él poco antes de que muriera, cuando la carga viral es especialmente fuerte, y limpió la habitación tras su fallecimiento. La sangre, la materia fecal y el vómito de los pacientes de ébola son los fluidos más infecciosos, por eso las enfermeras y el personal de limpieza son los que mayores riesgos corren.

EE.UU: También se trata de una sanitaria que trató a un paciente que falleció en el Hospital Presbiteriano de Dallas, Texas.

Llevaba el traje de protección requerido, con bata, guantes y máscara, pero "en algún momento hubo un fallo en el protocolo", explicó Tom Frieden, director de los Centros de Control de Enfermedades (CDC). Los CDC están investigando el hecho, ya que la ahora paciente no ha sido capaz de identificar el error que pudo haber. ¿Ofrecía el traje especial una protección adecuada?

ESPAÑA: El gobierno español asegura que los trajes cumplen con los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y estiman que el contagio se produjo por un descuido cuando la paciente se quitaba el traje. La mujer podría haberse tocado la cara con un guante. La retirada del traje es un momento especialmente delicado. En el Carlos III se realizaba en una habitación muy pequeña que sirve como exclusa de seguridad a la salida de la habitación de cuarentena. Las autoridades de salud reconocieron que el espacio, de un metro por un metro, era demasiado pequeño. Un enfermero relató al diario "El País" que es difícil mantener la calma porque al momento de quitarse el traje se suda mucho y se está muy nervioso.

EE.UU: También en Estados Unidos se está analizando el modo en que la mujer se quitó el traje de protección, pero también los procesos de diálisis e intubación que se realizaron durante el tratamiento al fallecido. ¿La infección se debió a un error de la sanitaria?

ESPAÑA: El responsable de la Sanidad en el gobierno regional de Madrid atribuyó la responsabilidad a la auxiliar de enfermería. Sin embargo, así cosechó críticas por querer distraer a la población de la existencia de un gran desorden organizativo entre las autoridades sanitarias. Los compañeros de la enferma la describen como una persona muy cuidadosa y concienzuda. Los sindicatos se quejan de que el personal no fue debidamente preparado para el tratamiento de los pacientes con ébola. La fiscalía inició investigaciones acerca de si las autoridades fallaron en su responsabilidad de proteger al personal sanitario.

EE.UU: Las autoridades del estado de Dallas calificaron a la enfermera como una "heroína que ayudó a proporcionar cuidado a Thomas Duncan (el fallecido por ébola en Dallas días antes)". Frieden concluyó sus respuestas con un nuevo recuerdo para la labor de la enfermera y su familia, y el deseo de recuperación. ¿Cuándo quedaron aisladas las dos contagiadas?

ESPAÑA: Cuatro días después de la muerte del religioso repatriado, la sanitaria comenzó a tener fiebre, pero como esta no alcanzaba los 38,6 grados que establecía el protocolo, no se valoró la posibilidad de que se hubiera contagiado. Hasta seis días después de los primeros síntomas no fue diagnosticada correctamente y aislada. Por eso ahora mismo hay otras 15 personas aisladas en observación, tras haber mantenido contacto con la infectada. Ninguna presenta síntomas.

EE.UU: Desde los primeros síntomas hasta el aislamiento de la mujer solo pasaron 90 minutos y solo una persona tuvo contacto con ella.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)