28 de January de 2010 00:00

‘El Consejo de Participación puede politizarse’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista del día / Pedro Votruba, ex director ejecutivo de la Comisión de control Cívico de la Corrupción

Redacción Política

¿Cómo mira el proceso de participación ciudadana y control social ?

La participación ciudadana es importante en toda sociedad, pero en Ecuador no ha sido un proceso frecuente. Hemos participado en procesos electorales, pero después no ha habido una verdadera actuación en procesos sociales y actuación del Gobierno que afecten o no la ciudadanía. Ha  habido grupos de intelectuales que lo han hecho, pero no la inmensa mayoría de los ecuatorianos.

¿A qué se debe este déficit de participación?

¿Por qué está aquí?
Su experiencia.  Fue director ejecutivo de la desaparecida Comisión de Control Cívico de la Corrupción, creada con la Constitución de 1998.   
Su punto de vista. Considera que el Consejo de Participación tiene poderes amplios, que incluso  pudiera inmiscuirse en otras funciones del Estado.

Un factor puede ser la educación y otro     la falta de oportunidades para participar. Hemos sido muy dejados en cuanto a que ‘nos den haciendo’ las cosas. Creo que la participación se ha presentado desde las élites, desde los partidos políticos y nada más.

¿Se ha elitizado?
De alguna manera sí, porque es una participación de grupos  con determinados intereses, pero una participación del ciudadano no se ha dado dentro del país, salvo en   casos de las elecciones.

¿Esa ha sido una constante?

De alguna manera quienes sí han iniciado procesos de participación,   desde hace algunos años,  han sido los indígenas, que incluso han detentado poder político.

La  Constitución incentiva a la participación y a que haya más interese por  lo  público

La participación ciudadana y el control social no son nuevos en el país. Vienen desde 1999, cuando se constitucionalizó la Comisión de Control Cívico de la Corrupción (CCCC). Fue esta instancia la que inició este proceso, que no es nuevo en Latinoamérica. Ya tuvo un inicio en Colombia.

Pero también  se politizó esa instancia....

Ocurrió con la cuarta comisión, que tuvo la influencia de determinados partidos políticos. 

¿Cómo ha visto el proceso para integrar el Consejo?

Quisiera hacer una comparación entre el actual proceso y el que se siguió para integrar la desaparecida Comisión de Control Cívico de la Corrupción. En esa época, la Ley determinó que sean siete colegios electorales los que propongan nombres, de varias instancias. A mi juicio, desde el punto de vista de la representatividad de los diferentes intereses de la sociedad era mucho más amplia, independientemente de los errores que se hayan registrado en el proceso de selección.

¿Hay el peligro de que tenga un excesivo poder?

Hay dos peligros. La politización del Consejo de Participación y que sea un sujeto de control político por parte de la Asamblea. La elección del Contralor, Defensor del Pueblo, de la Función Electoral… me parece que se corre un gran riesgo de que el tema se politice. Posiblemente no al inicio, pero el poder que se le da es bastante amplio.

¿Cuál es el riesgo de que en este nuevo Consejo estén delegados que representan los intereses del Gobierno u otros sectores con intereses?

En ese momento perderá el norte para el que fueron creados.

¿Sería un instrumento de persecución política?

Pudiera ser una instancia de poder por sí mismo, en el cual el consejero o la consejera pudiera, en un determinado momento, creer que tiene  más atribuciones de las que realmente  tienen.

¿Por qué?

El Consejo, inclusive, dictará las pautas de cómo cada una de las instituciones del Estado debe presentar la rendición de cuentas. A mi juicio, invade competencias de algunas instituciones, por ejemplo en el tema de la ética y memoria histórica debiera ser una responsabilidad del Ministerio de Educación.

Pero, en esta vez se realizó un concurso de méritos y oposición amplio

En la actualidad son las organizaciones sociales o los individuos por sus propios derechos. Ahora me pregunto  ¿Ellos representan a todo el conglomerado? ¿Representan a sus organizaciones sociales? No tengo por qué dudar de la integridad   de   ellos. Creo que la forma anterior de elegir era más clara en cuanto a los representantes de los intereses de la sociedad. Ahora no lo veo tanto.

¿Por qué dice que hay  el riesgo de que el Consejo  interfiera en otras entidades?

En la Ley hay temas que me llaman la atención, como     promover la lucha en valores, propiciar la recuperación de la memoria histórica. No sé si la capacidad organizativa del Consejo le va a permitir acceder a toda la ciudadanía. 

¿El Consejo de Participación puede ser lento en la toma de decisiones?

Esa también es una preocupación. En la Ley se establece que las fuentes de financiamiento son el presupuesto del Estado y  las donaciones que pudiera recibir. En esa parte la ley dice que “el Estado deberá entregar el presupuesto necesario…”. La pregunta es ¿quién define lo que es necesario? ¿Cuánto es suficiente?

¿Cuál es el riesgo de que el Gobierno alcance el control de este organismo?

Me preocupa mucho el tema de que los consejeros puedan ser levados a juicio político. Esa puede ser una forma de presión a los consejeros, independientemente del Gobierno que exista. La CCCC era un organismo independiente. Aquí no veo esa independencia por cuanto estará bajo el control de la Asamblea Nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)