19 de febrero de 2018 13:30

El concurso para el Cpccs se mantendrá

La comisión ocasional, conformada el jueves, nombró como presidente y vicepresidente a los oficialistas Daniel Mendoza y César Litardo (centro). Foto: Flickr Asamblea

La comisión ocasional, conformada el jueves, nombró como presidente y vicepresidente a los oficialistas Daniel Mendoza y César Litardo (centro). Foto: Flickr Asamblea

valore
Descrición
Indignado 56
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 25
Adriana Noboa
(I) 
politica@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente Lenín Moreno anunció las siete ternas para el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio. Lo hizo el lunes, 19 de febrero del 2018. Esto tras la consulta popular y referendo realizados el 4 de febrero. El Jefe de Estado envió las opciones a la Asamblea.

Primera terna

Julio César Trujillo Vásquez
Marcelo Merlo Jaramillo
Marlene Clementina Montesinos


Segunda terna

Luis Macas Ambuludi
Jacinta Preciado Angulo
Santos Villamar Alvarado


Tercera terna


Manuela Gallegos
Luis Hernández Peñaherrera
María de Lourdes Arboleda


Cuarta terna


Pablo Dávila Jaramillo
Lucía Calderón Aguilar
Katiuska Molina Soledispa


Quinta terna

Xavier Zavala Egas
Edgar Samaniego Rojas
Efraín Duque Ruiz


Sexta terna

Eduardo Mendoza Paladines
Marco Matamoros Pereira
Hoover Delgado Hurtado


Séptima terna

Mariana Alcívar Alcívar
Myriam Félix López
Magdalena Chávez Sanipatín


El presidente Lenín Moreno envió el viernes los proyectos pendientes, derivados de la consulta popular y referendo, a la Asamblea Nacional.

El primero trata sobre la pregunta 3 y la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs). Sin embargo, en la propuesta se mantiene el concurso público para los candidatos al organismo.

La modalidad es la misma: méritos, prueba de oposición e impugnaciones. Solo podrán participar los candidatos de las organizaciones sociales y la ciudadanía. Pero a las prohibiciones de postulación se agrega el que hayan sido parte de partidos o movimientos durante los últimos cinco años.

Este proceso estará a cargo del Consejo Nacional Electoral (CNE), como lo ha estado desde la creación del organismo. Y que ha dado como resultado a los dos últimos Cpccs que han sido duramente cuestionados por la oposición y la sociedad civil, como el movimiento Creo, por su cercanía con el Gobierno de turno.

El mismo presidente Moreno dijo, el 22 de enero, que los consejeros no deben ser “amigos del Presidente o familiares de los asambleístas”. Este fue el principal motivo por el que las propuestas de la mayoría de organizaciones políticas y sociales exigían la desaparición completa del organismo.

Lo que hizo el Primer Mandatario fue agregar un paso. Los 28 candidatos mejor puntuados serán los que deberán después competir en elecciones universales, que coincidirán, de ahora en adelante, con las seccionales.

Los que irán a las papeletas serán elegidos entre los mejores puntuados así: 12 mujeres, 12 hombres y cuatro representantes de los pueblos y nacionalidades.

Pero establece que en caso de que, entre los primeros 24, ya existieran cuatro representantes de los pueblos y nacionalidades, los últimos cuatro puestos se escogerán con los siguientes mejor puntuados, pero respetando la alternancia de género.

Tras la contienda electoral, los siete más votados serán los declarados vocales principales, y los siete siguientes como sus suplentes. Ellos serán posesionados el 14 de mayo del año de la elección, por la Asamblea Nacional.

Al convertirse en autoridades de elección popular, estarán sujetos a la revocatoria de mandato. Y aplicará también en su caso la prohibición de la reelección indefinida, por lo que solo podrán ocupar el cargo dos veces, pero siempre tras el concurso público.

Además, el proyecto establece que el CNE reglamentará todos los aspectos necesarios para estas elecciones. Y que el Código de la Democracia será aplicable a este proceso, siempre y cuando no contravenga la Ley de Participación.

En la parte electoral, el Ejecutivo plantea además que ninguna organización social o política podrá hacer campaña a favor de ningún candidato al Cpccs. Y que tampoco podrán recibir ningún financiamiento privado. El CNE se encargará de la promoción de los candidatos y sus propuestas.

En la disposición transitoria del proyecto se recuerda que el Cpccs Transitorio deberá, en seis meses, evaluar a las autoridades de control nombradas por el Cpccs saliente. Y que, en caso de cesarlas, deberá convocar inmediatamente a los concursos para su reemplazo.

Pero esto no excluye la capacidad de fiscalización de la Asamblea Nacional.

El presidente Moreno también envió el viernes el proyecto económico urgente para derogar la Ley de Plusvalía. Este proyecto consta de un artículo único que manda la derogación de la Ley, publicada el 30 de diciembre de 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (18)