17 de agosto de 2015 10:09

El Concejo espera el detalle del acuerdo con Odebrecht para el Metro

Una de las tuneladoras (que dará forma al túnel del Metro de Quito) ingresará por la Estación de El Labrador. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Una de las tuneladoras (que dará forma al túnel del Metro de Quito) ingresará por la Estación de El Labrador. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Mayra Pacheco
mpacheco@elcomercio.com

La situación actual del Metro de Quito está previsto que se conozca esta semana en el Concejo Metropolitano. Tras el regreso del alcalde Mauricio Rodas, de Miami, Estados Unidos, el jueves pasado (13 de agosto), los ediles esperan que se proporcionen detalles de este proyecto.

Se conoce que la sesión en la que se tratará el asunto será extraordinaria. Esta se encontraba prevista para este lunes, 17 de agosto, informó Sergio Garnica, concejal y jefe de bloque de SUMA-Vive.

En este espacio, los concejales esperan obtener información de la negociación que mantuvo la Empresa Metro de Quito con el consorcio Odebrecht-Acciona, las implicaciones del escándalo de corrupción de Odebrecht, en Brasil; la concesión del aval soberano para adquirir un crédito extra de USD 440,9 millones... Pero aún hay algunas reservas.

La información proporcionada sobre la negociación mantenida, entre el oferente y la Empresa Metro es puntual. El alcalde Mauricio Rodas, en una rueda de prensa, dijo que la brecha financiera del proyecto que bordeaba los USD 500 millones se redujo en 50 millones. La diferencia por cubrir, ahora es de USD 440,9 millones.

Los detalles de este proceso no pueden ser revelados, sostuvo Mauricio Anderson, gerente de la Empresa Metro. “Hay una cláusula de confidencialidad, establecida por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que impide dar información mientras el proyecto está en licitación”.

A pesar de esto, trascendió que la disminución de USD 50 millones se debería a una reducción de los componentes de las obras contempladas en la fase dos (túnel de 22 kilómetros, 13 paradas, instalaciones, equipamiento). Augusto Barrera, exalcalde de Quito, quien impulsó la construcción del Metro, informó que el acuerdo con el consorcio sería no ejecutar las subestaciones eléctricas ni el sistema de recaudo. “Eso es sacar componentes de la obra, no es una rebaja”.

Por esta situación, el exburgomaestre solicitó a la actual administración municipal transparentar la información relacionada con este proyecto.

El Concejo Metropolitano tiene la misma expectativa. Garnica expresó que esta entidad es la máxima autoridad del Distrito y debe estar al tanto de las decisiones que se están tomando en relación con el Metro de Quito. “No tenemos información”. Carlos Páez, concejal de Alianza País, compartió también este criterio. Incluso se enviaron oficios al Alcalde para formalizar los pedidos de información.

El Metro de Quito está por entrar en la recta final, luego de haber obtenido el aval soberano del Gobierno Nacional, para solicitar un nuevo crédito y así cubrir la diferencia del proyecto: USD 440,9 millones.

Estos recursos provendrán del Banco Interamericano de Desarrollo (BEI) USD 40 millones, del Banco Mundial 150 millones y del Banco de Desarrollo de Brasil (Bndes) 250 millones. Este préstamo extra para el Metro debe ser aprobado por el Comité de Deuda y por el Concejo Metropolitano.

Además de estas gestiones, antes de iniciar con los trabajos, la Empresa Metro debe contar con el cierre financiero (programa de desembolsos) y el plan de obras. “Los pagos se harán de manera progresiva en función del avance de la construcción de las labores”, preciso Anderson.

La adjudicación (entrega de la obra) se aspira hacerla antes de que venza la última prórroga de la oferta económica del consorcio Odebrecht-Acciona, es decir hasta fines de octubre. Pero para esto se requiere primero el informe final de la Contraloría General del Estado (CGE) sobre las posibles implicaciones del escándalo de Odebrecht.

Otro tema pendiente que debe realizar la Empresa Metro, en este proceso, es socializar con la ciudadanía en los que sectores que se van a intervenir. Anderson explicó que la construcción del túnel y de las paradas se hará de manera simultánea, entre Quitumbe y El Labrador. La mayoría de intervenciones será en espacios públicos. Sin embargo, esto generará incidencias en el tránsito vehicular como ocurrió en la avenida Rodrigo de Chávez. Los cierres serán temporales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)