4 de June de 2009 00:00

La comunidad se une al control en las calles de Tulcán

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Tulcán

Una hoja de ruta se convirtió en el enlace entre policías y moradores de los barrios en la ciudad de Tulcán.

Remigio Hernández, vecino de la Ciudadela del Chofer, conversa con los policías y antes de despedirse firma una hoja. “Los gendarmes recorren en las motos a distintas horas por el barrio y nos sentimos más seguros”.

El personal de las nueve Unidades de Policía Comunitaria (UPC) modificó sus patrullajes. Desde hace un mes, cada UPC debe cumplir cuatro recorridos diarios,  con una cobertura de 24 horas. 

Darwin López, asignado en la UPC del parque Isidro Ayora, vigila las calles Cotopaxi, Olmedo, Bolívar, Sucre...  En el recorrido habla con la gente, hace preguntas y retorna a la unidad.

En otro extremo de la ciudad, en la UPC del Parque del 8, los alumnos del Instituto Vicente Fierro se reúnen con los policías. Ellos les ayudan a grabar un video sobre la inseguridad en la ciudad. Los policías les informan de los delitos comunes y junto con ellos identifican los sitios de riesgo.

En esta zona, la Policía reconoció  a dos supuestos delincuentes llamados ‘El Botas’ y ‘La Muñeca’. Ambos están libres por la falta de una acusación particular,  a pesar de que son detenidos cada vez que delinquen,

Edwin Martínez, uno de los estudiantes, cuenta que en la primera filmación se evidenció el descuido de dueños y arrendatarios de las viviendas. “Entramos a unas casas sin forzar las puertas, no tenían candados”.  

Carlos Cuastumal, un estudiante, detectó la falta de comunicación entre vecinos. “Preguntábamos por alguna persona y no sabían si regresaba o no a la casa”. 

En el video  también se incluirán entrevistas a moradores y al jefe del Comando de la Policía, Héctor Mejía. “Queremos apoyar a la  campaña de seguridad ciudadana en los barrios, después de entregar el trabajo”, indica Martínez.

En las nueve UPC se instalaron computadoras para receptar las denuncias de asaltos y robos.

Para vigilar la ciudad, se la dividió en tres zonas y en cada una se identifican los delitos más comunes. El robo de vehículos es común en el norte. Los asaltos a transeúntes son en la parte central; y el robo a domicilios, en el sur.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)