9 de septiembre de 2017   11:43

Compras con tarjeta de débito suben 15%

En la boutique Trapolis el 20% de los pagos es con débito. Foto: Joffre Flores/EL COMERCIO

En la boutique Trapolis el 20% de los pagos es con débito. Foto: Joffre Flores/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 5
Redacción Negocios

El efectivo todavía es el medio de pago preferido por los ecuatorianos, pues solo el 11% de la población usa tarjetas de crédito y de débito, según datos del Banco Central.

En el país, las tarjetas de débito se convirtieron en el 2009 en un medio de pago más, pero su uso comenzó a despuntar en el 2015. Romi Pozo, dueña de la boutique Trapolis, en Guayaquil, lo ha notado. Ella cuenta que en su negocio se ha registrado en este año un incremento del 15% en las compras con este medio.

Los datos de la Superintendencia de Bancos muestran que las compras con tarjeta de débito en POS (puntos de venta por sus siglas en inglés), en el primer semestre del 2017 alcanzaron USD 598 millones, un 15% más que en el mismo período del 2016. Y este año se han emitido 497 000 tarjetas más respecto al año pasado.

Los números podrían ser mejores. La banca privada tiene el compromiso de incentivar los consumos con medios alternativos al efectivo como parte de su acuerdo con el Gobierno nacional de reducir en USD 800 millones la demanda de efectivo en el 2018.

Julio José Prado, presidente de la Asociación de Bancos Privados, reconoce que los bancos no habían promocionado el uso de tarjetas de débito con fuerza sino hasta el 2014. “Ese año comenzaron a entregar más tarjetas y promocionar más sus beneficios”.

Las tarjetas de débito existe en el país hace 30 años. Entonces, eran usadas solo para retiros en cajeros automáticos. Pero en el 2009 se convirtieron un medio de pago más, que se usa para hacer compras. Así, lo que consume el cliente en un local, se debita automáticamente de la cuenta asociada a la tarjeta.

Para Bertha Romero, consultora en finanzas personales, que el uso de este medio represente el 30% de las transacciones con tarjeta -según la Superintendencia de Bancos- obedece a la falta de información. “Hay gente que cree que le van a cobrar intereses o que con su uso se está creando un historial crediticio. En realidad es una herramienta para manejar el efectivo de su cuenta”, señala.

En Banco Pichincha, el mayor emisor de tarjetas de débito, las transacciones con este medio crecieron un 18% entre enero y agosto del 2017 frente al mismo período del 2016.

En el 2009, el uso de tarjetas de débito para consumos era el 5% en esta institución. En el presente año alcanza el 20%. En Banco Guayaquil, las tarjetas de débito movieron en POS USD 112 millones en lo que va del año , un crecimiento del 20% frente al 2016.

Para Eduardo Ron, docente de la Universidad Ecotec, todavía hace falta mayor cobertura en los locales. “No todos disponen de los puntos de venta y el costo de la transacción que cobran las instituciones emisoras a los establecimientos a veces es trasladado a la persona”, explica.

Prado responde que el incremento de POS es un tema que está pendiente, pero existen estrategias. “Está la propuesta de que en toda cuenta que se abra en los bancos se obligue a entregar tarjeta de débito para consumos. Además, la banca va a implementar nuevas tecnologías más rápidas que permitan usar este medio de pago con mayor eficiencia en más lugares”, manifestó.

En Mutualista Pichincha, por ejemplo, una de las estrategias para que los consumos aumenten es implementar alianzas comerciales con establecimientos, para ofrecer descuentos a los clientes que usen la tarjeta de débito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (5)