7 de septiembre de 2017 00:00

El Complejo de Shushufindi genera un 52% de residuos

El gas natural que se obtiene en los pozos petroleros se transforma en gas doméstico en el Complejo de Shushufindi. Foto: Julio Estrella/EL COMERCIO

El gas natural que se obtiene en los pozos petroleros se transforma en gas doméstico en el Complejo de Shushufindi. Foto: Julio Estrella/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

La producción en el Complejo Industrial de Shushufindi se realiza en dos espacios. En esta planta que ocupa 54 hectáreas, ubicada en Sucumbíos, se procesan derivados de petróleo, en un extremo, y gas de uso doméstico, en otro.

Para el procesamiento de combustibles en esta refinería se emplea un método básico que consiste en transformar el crudo en derivados mediante altas temperaturas y otros procedimientos industriales, los cuales son monitoreados a través de un sistema informático y de operarios.

Por seguridad industrial, estos trabajadores usan vestimenta de algodón para recorrer las instalaciones y verificando que los equipos estén funcionando de manera óptima durante las 24 horas. En total, en todo el complejo trabajan 320 personas en dos turnos.

Así se obtienen, principalmente, diésel 2 y gasolina base. Este último derivado es mezclado con combustible de mayor octanaje para producir la gasolina extra.

En total, en esta planta compuesta por dos unidades de refinación idénticas se procesan 20 000 barriles de petróleo por día. Opera a toda su capacidad, aunque luego de procesar el crudo, la mayoría de productos son residuos. Estos son reinyectados a la tubería del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) para que se mezcle con el petróleo que se destina al mercado internacional.

Los residuos que deja la refinación del crudo representan un 52% de la producción diaria. El resto (48%) son derivados de combustible que se almacenan en enormes tanques para ser distribuidos para el consumo en Orellana, Sucumbíos y Napo. Si quedan excedentes, se transportan mediante tuberías especiales (poliducto) a la estación de El Beaterio, ubicada en Quito.

Tener un complejo refinador que produce una cantidad considerable de residuos muestra que esta refinería es de baja conversión, es decir que tiene poca capacidad para aprovechar el crudo.

Por esto, Luis Calero, especialista petrolero, considera que el Gobierno debería realizar los estudios para ampliar la capacidad de la Refinería Shushufindi y mejorar sus procesos de producción.
Petroecuador informó que la Refinería fue intervenida en 1995 para incrementar la capacidad. Esto permitió pasar de 10 000 barriles diarios a 20 000.

Desde entonces no se ha repotenciado esta planta, pese a que desde el 2013 se cuenta con un estudio realizado por la empresa francesa Axens para mejorar la calidad de los combustibles de esta Refinería.

La petrolera estatal indicó que la decisión de implementar este plan corresponde a las autoridades de Gobierno, previo la actualización de los valores económicos.

Actualmente, la producción de Shushufindi representa el 12% de lo que se genera a diario en las plantas refinadoras del país.

El resto de derivados que se requiere para el consumo interno se compensa, en parte, con la producción de las refinerías Esmeraldas y La Libertad. Y otra parte se importa.

Anualmente, el país demanda de 117 millones de barriles de derivados, de los cuales el 64% (74 millones de barriles) es producido en los complejos refinadores de Ecuador y el resto es importado.

Aparte de los combustibles, en el otro extremo de la planta industrial de Shushufindi se procesa el gas natural que se encuentra en los pozos petroleros para transformarlo en gas licuado de petróleo (GLP).

Para obtener este producto, a diferencia de la Refinería, se emplea presión y temperaturas de menos 30 grados centígrados.

De esta manera cada día se obtiene unas 290 toneladas métricas de gas y 250 metros cúbicos de gasolina base. El GLP se almacena en cuatro esferas gigantes. Cada una tiene capacidad para albergar 40 000 tanques de gas de 15 kilos. Esta producción, que representa el 35% a escala nacional, abastece a las provincias amazónicas y el excedente va a Oyambaro, en Quito. De Shushufindi, el gas sale envasado.

Por esto, aunque el Complejo Industrial de Shushufindi es relativamente pequeño, la producción de derivados básicos y de gas de uso doméstico sirve para satisfacer, en parte, la demanda nacional.

En contexto

Desde el 2013, Petroecuador cuenta con un estudio realizado por la empresa francesa Axens para mejorar la calidad de los combustibles en la Refinería de Shushufindi, pero no se ha ejecutado. En esta planta se procesan 20 000 barriles de crudo por día.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)