24 de noviembre de 2015 00:00

Dos competencias de los GAD se restringen

Los municipios ya no podrán convocar a una consulta sobre cualquier tema. Foto: Archivo/El Comercio

Los municipios ya no podrán convocar a una consulta sobre cualquier tema. Foto: Archivo/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 79
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Cristina Márquez

Los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) tendrán dos limitaciones en sus competencias si se aprueban las enmiendas. Una tiene que ver con limitación para convocar a una consulta popular. El cambio impedirá a los municipios pedir la participación ciudadana para llevar adelante algún proyecto, salvo aquellos que sean de su exclusiva competencia.

Mientras el oficialismo defiende esta idea, los sectores de la oposición denuncian un intento por limitar la participación ciudadana y concentrar el poder, además de restringir la autonomía local.

La enmienda propone aclarar las competencias de los Gobiernos Autónomos Descentralizados cuando se trate de convocar a una consulta ciudadana, indicando que esta solo podrá hacerse cuando se trate de un asunto de interés para su jurisdicción, pero que guarde una relación con sus niveles de competencia.

La otra enmienda restringe las competencias en salud y educación. Estas deberán ir acorde a la autoridad nacional en esas áreas, según el oficialismo, para que no haya contradicciones de fondo en la política pública.

Artículos de la Ley

El artículo 104 de la Constitución señala que los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) tienen competencia para convocar a una consulta popular, cuando se trate de un asunto de interés para su jurisdicción. También se indica que la ciudadanía podrá solicitar una consulta popular sobre cualquier asunto. Por otra parte, los artículos 261 y 264 establecen las competencias del Gobierno Central y de los municipios, entre las cuales se encuentran la de salud, la educación y los espacios públicos para el desarrollo social o cultural.

¿Qué dice la enmienda?

Los GAD pueden convocar a una consulta popular sobre temas de interés para su jurisdicción “que sean de competencia del correspondiente nivel de Gobierno”. Además, se suprime la frase: “Sobre cualquier asunto”. Para la competencias, se propone que los municipios pueden planificar, construir y mantener la estructura física y los equipos de los espacios públicos. Además, “previa autorización del ente rector de la política pública” podrán construir y mejorar la infraestructura física y los equipamientos de salud y educación.

¿Qué debe reformarse?

Si las enmiendas propuestas por Alianza País para limitar las competencias de los GAD se aprueban, se deberán modificar la Ley de Participación Ciudadana, el Código de la Democracia y el Cootad. El cambio se daría en la redacción de los artículos que guardan relación con las consultas populares y competencias, pero ninguno sería estructural. El más importante será del artículo 55 del Cootad, para que la planificación, construcción y mantenimiento de infraestructuras de educación podrán hacerse con previa autorización del Gobierno.

A favor

Virgilio Hernández: ‘No se busca limitar la autonomía’

En los ocho años de la Constitución ya se registraron algunos problemas relacionados con las competencias de los GAD, pues no todos pueden cumplir con algunas funciones como el mantenimiento y construcción de las infraestructuras de educación y salud.

En cuando a las consultas populares, la no aprobación de esta enmienda podría significar una grave amenaza a la unidad nacional, debido a que también ha habido casos de provincias que han solicitado administrar sus recursos. Esto nos podría llevar a un estado de recesión y ruptura como país.
Sin embargo, las dos enmiendas propuestas no limitan de ninguna forma la acción de los gobiernos municipales ni provinciales.

Virgilio Hernández fue presidente de la Comisión que trató
el Cootad.


En contra

Patricia Herrera: ‘El Gobierno restringe derechos’

La enmienda propuesta por el oficialismo sobre consultas populares reduce nuestro derecho para solicitar una consulta popular en un claro afán por concentrar el poder y limitar las acciones de los GAD. Es muy grave lo que se pretende lograr al reformar el tercer y cuarto incisos del artículo 104. La supresión de la frase: “Sobre cualquier asunto” limita la participación de los ciudadanos. Con ello, se pretende evitar estos procesos.

En un inicio se planteó que los municipios se hicieran cargo de la construcción y mantenimiento de las infraestructuras para salud y educación, para luego quitarles esta competencia pero dejándoles sujetos a la inversión que implica mantener estos espacios, sometidos al órgano rector.

Patricia Herrera,
activista de la Coordinadora de Izquierdas

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)