29 de December de 2009 00:00

La compensación en las tarifas de luz costará USD 18 millones

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios
negocios@elcomercio.com

El descuento en las planillas eléctricas,  como medida de compensación para los sectores residencial y comercial,  costará  entre  USD 16 millones y 18 millones.

El recorte será del 10% en las planillas de los consumidores residenciales y del 20% para  los clientes  comerciales.
 


Otras compensaciones
USD 12 millones     se calcula  que deberán pagar  las distribuidoras a los industrias que generen su propia energía. Esta es la cantidad  total del pago de USD 0,15 por kilovatio hora autogenerado. 
Las industrias podrán  cobrar directamente estos rubros a las distribuidoras o pedir que se los descuenten en facturas futuras.
25% de reducción  en su  planilla tendrán las  industrias que generen más de la cuarta parte de sus propio consumo, de acuerdo con el Conelec.
La medida a implementarse  a partir de enero de 2010  busca resarcir las pérdidas que sufrieron los pequeños artesanos, empresarios y usuarios por los apagones.

El presidente del Consejo Nacional de Electricidad (Conelec), Fernando Izquierdo, indicó que la disposición se extenderá hasta marzo del  próximo año y tendrá un costo mensual cercano a USD 6 millones. Los recursos   saldrán del Ministerio de Finanzas.

La compensación se extenderá durante dos meses y medio, considerando que  los racionamientos  empezaron en  noviembre y se espera  que duren, en el mejor de los casos,  hasta el 15 de enero.

La medida no se aplicará  al sector industrial debido a que el Gobierno ha ofrecido pagar USD 0,15 por cada kilovatio autogenerado por las empresas.
 Izquierdo indicó que para implementar esta compensación se necesita de un decreto ejecutivo o una resolución del Conelec, el cual  se espera que entre en vigencia en las próximas semanas.

El funcionario reconoció que si bien es una medida que tiene un tinte político, también busca generar un beneficio social.
Para el  director del Observatorio de la Política Fiscal, Jaime Carrera,  esta reducción de tarifas es un subsidio más a la ineficiencia del Gobierno. 
Advirtió que de ninguna manera compensará las pérdidas  en los sectores productivo y comercial.

“El contribuyente estaría pagando las ineficiencias del Estado, lo que provoca el aumento del déficit público que después pasa  a todos los ciudadanos”.

El jefe del área de Economía de la Universidad del Pacífico, Jaime Cabezas, coincidió en que la medida aumenta el hueco fiscal para  2010,  proyectado  en  USD 4 000 millones. Añade que la medida es consecuente con la política intervencionista del Gobierno, con el fin de reducir  los costos de producción por los cortes de energía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)