30 de enero de 2017 16:13

El comisionado de ACNUR se muestra 'alarmado' por el veto de Donald Trump

Manifestantes sostienen una pancarta que reza "bienvenidos refugiados" durante una protesta en contra del veto temporal a la entrada de refugiados y de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana decretada por el presidente estadounidense, el republic

Manifestantes sostienen una pancarta que reza "bienvenidos refugiados" durante una protesta, en Bélgica, en contra del veto temporal a la entrada de refugiados y de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana decretada por el presidente estadounidense, Donald Trump. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filipo Grandi, se mostró el lunes 30 de enero del 2017 "alarmado" por el impacto del veto temporal del presidente de EEUU, Donald Trump, a la entrada al país de ciudadanos de siete naciones de mayoría musulmana.

El diplomático subrayó en un comunicado que los "refugiados deben recibir un trato igualitario a la hora de la protección, la asistencia y las oportunidades para su reasentamiento, con independencia de su religión, nacionalidad o raza".

Grandi expresó su "profunda preocupación por la incertidumbre que pesa sobre miles de refugiados en el mundo que están inmersos en un proceso para ser reubicados en Estados Unidos".

Solo durante esta semana estaba prevista la llegada de más de 800 refugiados a EE.UU., pero en su lugar se les prohíbe su entrada a ese país, señaló la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Esa institución calcula que unos 20 000 refugiados en circunstancias precarias podrían haber sido reasentados en EE.UU. durante los 120 días que cubre la suspensión, basándose en la media mensual de los últimos 15 años.

La orden ejecutiva firmada el viernes 27 de enero por Trump suspende durante 90 días la concesión de visados y prohíbe la entrada a todos los ciudadanos de Iraq, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y el Yemen hasta que se adopten nuevos procesos de escrutinio, al tiempo que frena todas las acogidas de refugiados durante 120 días.

"Los refugiados están ansiosos, confundidos y dolidos con la suspensión de un proceso que ya es de por sí largo", recalcó ACNUR.

"Los refugiados comparten las mismas preocupaciones acerca de la seguridad que los estadounidenses. Ellos huyen de la guerra, la persecución, la opresión y el terrorismo. Estas personas y sus familias que ACNUR remite a los gobiernos para su reasentamiento son las más vulnerables", recordó la agencia.

Se trata de personas que necesitan asistencia médica urgente, supervivientes de tortura y mujeres y niñas en riesgo, añadió.

"Los nuevos hogares que son creados por los países que les acogen representan un salvavidas para aquellas personas que no tienen otra opción" que huir, subrayó ACNUR.

Recordó que la gran mayoría de los refugiados son acogidos en países en vías de desarrollo y menos de un 1 % será reasentado globalmente.

ACNUR espera que estas personas a las que se ha autorizado el reasentamiento en EE.UU. "puedan hacerlo cuanto antes" e insistió en que "durante décadas Estados Unidos ha liderado globalmente la protección de los refugiados".

"Es una tradición arraigada en la tolerancia y la generosidad de los estadounidenses y ACNUR espera que EE.UU. continúe ejerciendo su fuerte papel de liderazgo y su larga trayectoria de protección de aquellos que huyen del conflicto y la persecución", señaló.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)