7 de December de 2014 18:44

A la comida rápida aún le faltan insumos nacionales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 33
Mónica Orozco
Coordinadora

Choclos, yucas fritas, empanadas de verde y hasta ‘tigrillo’. Si bien las cadenas de comida rápida han incorporado una oferta “más ecuatoriana” a su menú, el sueño de “criollizar” al ícono de la “fast food”, la hamburguesa, deberá esperar.

En noviembre del año pasado, el Gobierno restringió el ingreso de algunos insumos de la comida rápida al país y obligó a los empresarios a firmar acuerdos que beneficien a más proveedores locales.

McDonald’s, por ejemplo, se comprometió a sustituir USD 4,7 millones al año y KFC a bajar un 25% de sus importaciones, según información del Ministerio de Industrias.

“¡Hasta papas fritas estaba importando el país, hasta carne para estas cadenas Burger King y McDonald’s!”, objetó en aquel entonces el mandatario Rafael Correa. La meta del Régimen era que hasta julio pasado la carne de las grandes cadenas sea 100% nacional.

Pero el proceso fue más largo y complejo de lo esperado. Directivos de la planta industrial de faenamiento Agropesa de Corporación Favorita, aseguraron estar listos, pero que “dependerá de las cadenas (de comida rápida) su interés de adquirir carne con Agropesa bajo los estándares de calidad requeridos”.

Cadenas como Los Hot Dogs de la González Suárez lograron incorporar este insumo local. Macafri, una mediana productora de carne localizada en Pichincha, se convirtió en uno de sus proveedores. Esta firma le vende a esta cadena, que dispone de 21 locales, carne molida para hamburguesa.

Édison Romo, gerente de Macafri, indicó que, gracias a esto, sus ventas aumentaron 15%. Antes de la medida, producían cinco toneladas de carne molida al mes y hoy aumentó a siete.

En cuanto a papas fritas, dos empresas ecuatorianas invirtieron para producir este insumo en el país, pero, por el momento, las entregas se limitan a los supermercados.

Galo Miño,
gerente de Kypross Foods, explicó que la restricción de importaciones obligó a esta firma a montar una planta de producción en cinco meses, un tiempo récord.

Con ello pudo cubrir el déficit de producto importado y mantener abastecidos a sus clientes, aunque dijo que por ahora su producto “está dirigido a cubrir la demanda de los hogares por medio del canal supermercados”.

Luego de superar algunos problemas de calibración de sus equipos, la procesadora Nutripapa arrancó el 28 de noviembre pasado, aunque la apertura se esperaba en junio.

Esta industria, localizada en Carchi, elabora papa empacada en malla, papa pelada y empacada al vacío y papas prefritas en bastón.

John Fierro, gerente de la firma, indicó que las ventas empezarán con supermercados y hasta ahora han sido exitosas las pruebas del producto para cadenas de comida rápida, aunque no adelantó más detalles.

El Ministerio Coordinador de la Producción explicó, vía correo, que está “en proceso de que los productores cumplan con todos los estándares de calidad que requieren las cadenas de comida rápida”.

Mientras esto ocurre, las grandes cadenas han aumentado sus compras locales a través de la adquisición de servilletas, sorbetes, vasos, cajas plegables, mostaza, mayonesa, salsa de tomate, entre otros.

Guillermo Báez, gerente de Cafetería Modelo y Productos Guimon, entrega pizza precocida desde hace 10 meses a Oki Doki, una cadena que tiene 23 locales en el país.

Christian Cisneros, director de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria de Pichincha (Capeipi), señaló que este año la producción del sector de alimentos de las pymes aumentó 37%, en parte por la restricción de importaciones.

Otras cadenas se comprometieron a comprar productos locales para exportar, como McDonald’s, que ofreció adquirir base de helado para comercializar en la región por USD 4,1 millones y aceite de palma por USD 1,5 millones.

Óscar Ayerve, titular del sector gráfico de la Capeipi, dijo que empresas gráficas de Quito y Guayaquil elaboran más productos para este segmento, pero señaló que hay empaques, que siguen llegando del exterior y que no son de comida rápida. “Se debería impulsar que se fabriquen aquí”.

En contexto

En noviembre del 2013, el Comité de Comercio Exterior (Comex) emitió la resolución 116, la cual restringió las importaciones de productos alimenticios, cerámicas y algunos insumos para la industria nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)