11 de octubre de 2016 00:00

60 sitios se habilitarán para los ‘food trucks’

La resolución establece que cada ‘food truck’ utilizará 16 m². Foto: Diego Pallero / Archivo EL COMERCIO

La resolución establece que cada ‘food truck’ utilizará 16 m². Foto: Diego Pallero / Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 20
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 4
Contento 8
Mayra Pacheco

Las reglas para el funcionamiento de los ‘food trucks’ o establecimientos móviles están planteadas. El Municipio de Quito informó ayer que se cuenta con una resolución para regularizar esta actividad en los espacios públicos.

En esta norma que estará vigente, mientras se expide una ordenanza, se establece que en la urbe se contará con 60 sitios disponibles para este tipo de emprendimientos. El giro de estos negocios no se limitará solo al expendio de comida. Además, se podrán ofrecer flores, servicio de reparación de bicicletas, libros, periódicos, actividades turísticas...

Los interesados accederán a uno de estos cupos mediante un concurso, que se realizará este 28 de octubre. Se aceptará a un dueño por cada vehículo, mencionó Álvaro Maldonado, secretario de Productividad.

Los emprendedores podrán elegir entre cinco horarios, estos se dividen en especiales y regulares. Las regalías por la ocupación de los espacios públicos se fijarán en función de la zona y del tiempo de uso. En promedio, los rubros oscilarán entre USD 551 y 6 300 anuales (ver infografía).

Inicialmente, en este proceso la participación será abierta. Las inscripciones se realizarán el 21 y 22 de octubre, en el balcón de servicios del Bicentenario, en el norte de la urbe.

Para aplicar, los interesados deberán reunir los siguientes requisitos: cédula de identidad o Registro Único de Contribuyentes (RUC), estar domiciliados en Quito, declaración y pago de patente municipal, no adeudar al Municipio, convenio de uso y ocupación de espacio público autorizado, entre otros que constan en la página web: www.pam.quito.ec.

Los ‘permisos’ obtenidos tendrán vigencia hasta diciembre del presente año. Los del 2017 se entregarán a fines del 2016. Para entonces, será necesario que los propietarios de los ‘food trucks’ cumplan con las especificaciones técnicas que deben tener los automotores, según la resolución.

Aquellos automotores que no estén dentro de los parámetros deberán ser adecuados para ejercer esta actividad, enfatizó Maldonado. “Los dueños de ‘food trucks’ han ejercido la actividad al margen de la normativa. Pero tienen un plazo para adaptarse”.

Para las personas que se quedan fuera de este proceso de regularización, pero que hayan cumplido los requisitos, la alternativa es usar predios privados o sugerir nuevos espacios para esta actividad.

Los sitios sugeridos no deberán afectar a la movilidad de conductores ni de peatones, no deberán obstruir los parqueaderos. Es decir, no deberán generar impactos negativos. “No es un mapa cerrado. Los dueños de establecimientos pueden postular puntos nuevos para ejercer esta actividad”, expresó Jacobo Herdoíza, secretario de Territorio.

La cifra de establecimientos móviles que funcionan en la urbe fluctúa. El Municipio informó que son alrededor de 90; por su parte, los dirigentes refirieron entre 120 y 140.

Para los dirigentes de este tipo de negocios, la resolución dejará de lado a un grupo considerable de emprendedores. La razón es el número limitado de cupos y las “rigurosas” especificaciones técnicas que se solicitan para los automotores.

Fernando Vega, representante de la Asociación Urban Food Truck, expresó que si se aceptan solo carros con las características establecidas, la mayoría quedaría fuera de este proceso. “En Quito solo unos 20 automotores tienen las características solicitadas”.

Para prestar el servicio de establecimiento móvil y obtener el permiso para el 2017, los dueños de los automotores deberán tener los papeles en regla. Los autos modificados que no aprueben la revisión técnica no serán aceptados, enfatizó Eduardo del Pozo, vicealcalde e integrante de la Comisión de Desarrollo. El edil recordó que esta es una disposición de la Agencia Nacional de Tránsito.

Para Edith Paredes, presidenta de la Comunidad Ecuatoriana de Food Trucks, la iniciativa resulta “prohibitiva”, porque el funcionamiento de estos será similar a un restaurante. No tendrán la posibilidad de ubicarse en sitios diferentes, como es característico en este tipo de servicio móvil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)