23 de agosto del 2016 00:00

Corea del Sur pide eliminar cupos de autos y celulares

Han Koo–yeo, negociador de Corea; Alejandro Dávalos, de Ecuador; y el embajador coreano en el país, Lee Eun–chul. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Han Koo–yeo, negociador de Corea; Alejandro Dávalos, de Ecuador; y el embajador coreano en el país, Lee Eun–chul. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 457
Carolina Enríquez
y Sebastián Angulo (I)

“El Gobierno surcoreano ha solicitado al gobierno ecuatoriano la eliminación del sistema de cuotas para la importación de autos y celulares”, dentro de la negociación del Acuerdo de Cooperación Económica.

Así lo dio a conocer la Embajada de Ecuador en Corea , a través de un correo electrónico, al ser consultada por este Diario sobre cuáles son las líneas rojas de negociación.

La Embajada agregó: “El Gobierno Ecuatoriano mantiene argumentos legales para mantener este sistema dentro del marco de la Organización Mundial de Comercio”.

La eliminación de los cupos, en el caso de los vehículos, es clave para las empresas surcoreanas porque los autos representan el 23% de sus exportaciones hacia Ecuador. Entre las marcas que llegan al país están Kia, Hyundai y Tata Daewoo, según la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade).

Desde el 2012, el Gobierno viene aplicando cuotas a la importación de estos bienes, que han variado en cuatro años. Para este año se fijaron 23 285 unidades.

Gloria Navas, presidenta de la Aeade, indicó que es necesario, más allá de cualquier acuerdo, terminar con dicha medida, que ha frenado las ventas. En el primer semestre de este año, las cuotas y la recesión económica del país redujo la comercialización de autos en un 41% comparado con el mismo período del 2015.

De lado de la industria de ensamblaje de autos hay preocupación sobre el tema.

David Molina, director de la Cámara de la Industria Automotriz, comentó que los niveles de competitividad entre ambos países son dispares y, por ello, solicitó al Gobierno ecuatoriano que se excluyera al sector automotor de la negociación. Incluso con los altos aranceles y cupos, el 35% de los vehículos importados en el país son de origen coreano.

El gremio prevé reunirse hoy con el ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli, para exponerle estas dudas.

El sector de celulares también enfrenta un sistema de cupos desde hace cuatro años. Para el 2016 se estableció un límite de compras al exterior por USD 250 millones.

Henry Aguilar, gerente de la ensambladora de celulares Hipertronics y también de la importadora Lidenar, sostiene que las marcas surcoreanas Samsung y LG tienen una participación en el mercado de un 80%. En este año, la importación de celulares bajó en su firma en un 10%, debido a la situación económica del país. Los que menos se compraron han sido los teléfonos de gama alta.

En tanto, la marca surcoreana LG indicó: “No tuvimos efectos negativos con esta política, incluso nos ayuda a ser más firmes con nuestra estrategia de crecimiento. Nuestra visión siempre fue ganar espacio dentro del mismo espectro de número de unidades que se podrían importar. Hoy hemos logrado ocupar posiciones importantes en el ‘ranking”.

Mientras, las negociaciones entre Ecuador y Corea del Sur continúan. Ayer, en Quito, arrancó la tercera ronda entre ambos países, la cual se extenderá durante esta semana. La inauguración estuvo a cargo de Lee Eun–chul, embajador de Corea en Ecuador; Han Koo –Yeo, jefe negociador de Corea; y Alejandro Dávalos, jefe negociador de Ecuador.

Durante la apertura de la ronda de negociación, el embajador Lee Eun–chul indicó que hay temas sensibles para las partes y que eso se irá resolviendo conforme avance el diálogo. Espera que el acuerdo se cierre este mismo año.

Del lado de Ecuador también hay pedidos a Corea. Según Óscar Herrera, embajador de Ecuador en Seúl, “el Gobierno Ecuatoriano ha solicitado la eliminación de prácticas de restricciones sanitarias llamadas ‘un producto a la vez.”

A través de la negociación se busca flexibilizar las condiciones de acceso para productos frescos como los lácteos. Para ello es clave eliminar este sistema, a través del cual los coreanos generan los protocolos sanitarios para un solo ítem tras más de cinco años.

El sector floricultor también busca que se revisen las barreras de tipo fitosanitarias que impone el país asiático. Este tema, junto con aspectos técnicos y de acceso a mercados, es parte de los ejes que se tratarán durante esta semana de negociación entre ambos países.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (6)