27 de febrero de 2017 00:00

Comercio y calzado mueven a Tungurahua

La empresa ambateña Liwi se especializa en la fabricación de calzado ortopédico. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

La empresa ambateña Liwi se especializa en la fabricación de calzado ortopédico. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 9
Modesto Moreta

La economía de Tungurahua es una de las más fuertes de la región central del país. El comercio, la construcción y la fabricación de calzado son las principales actividades generadoras de mano de obra y riqueza en la provincia.

Pero la recesión afectó el año pasado a estas actividades. 
En el 2015 la economía de esta provincia movió USD 2 643 millones, es decir, el 2,85% del Producto Interno Bruto del país, según datos del Banco Central del Ecuador (BCE). 
El 80% de esos recursos se generó en Ambato que es, además, el centro manufacturero de la provincia.

Según el INEC, la provincia cuenta con 62 900 empresas y emprendimientos familiares y personales.
 Tungurahua produce seis de cada 10 pares de calzado que se venden a escala nacional. Sin embargo, la crisis golpeó a este sector y la producción cayó de 20,4 millones de pares de zapatos en el 2015 a 18,6 millones de pares el año pasado, según la Cámara de Calzado (Caltu). 


Según Lilia Villavicencio, presidenta del gremio, las ventas y la producción descendieron por la crisis económica, que redujo la demanda. Además, la gente dejó de comprar producto nacional y prefirió adquirir calzado en Colombia y Perú. La caída de ventas provocó que al menos 600 personas se quedaran en la desocupación el año pasado. 


Este año el sector de calzado busca ser más competitivo con diversificación de productos y capacitación. En noviembre del año pasado, por ejemplo, 32 personas se graduaron como tecnólogos en la fabricación de calzado. Villavicencio dijo que recibieron 320 horas de capacitación en ocho módulos realizados en Ecuador y México. Y del 24 al 31 de marzo próximo iniciarán cursos sobre diseño de nuevos modelos de calzado y modelos de verano para el 2018.

En junio, además, empresarios del sector participarán en la Feria Internacional del Calzado y Componentes, en Quito. 
Willian Arias, gerente de la empresa Liwi, se especializa en la fabricación de calzado ortopédico y otros enfocados en la salud. En el 2016 la empresa produjo 40 pares diarios, 10 menos que en el 2015.

Para subir la ventas, la empresa lanzó al mercado, a finales del año pasado, plantillas ortopédicas, un producto que ayuda a personas con problemas en la columna. La línea fue desarrollada con el apoyo de Caltu, el Gobierno y Plasticaucho. 
Tungurahua también es un centro carrocero. El año pasado en el país se ensamblaron 1 200 buses interparroquiales, interprovinciales, de turismo y escolares. De esos, el 60% salió de Tungurahua.

De las 58 fábricas que funcionan en el país de este tipo, 30 están en Ambato.
Pero las ventas también cayeron en este sector el año pasado. Medardo Cepeda, socio de Carrocerías Metálicas Cepeda, aseguró que la situación de las empresas es crítica. La firma producía un promedio de 10 carrocerías mensuales y ahora solo cinco. “Solicitamos que se nos permita trabajar de igual a igual con los importados, cumplimos con todas las normas y leyes”.


A este segmento le preocupa la resolución del Comité de Comercio Exterior (Comex) aprobada el 14 de octubre del 2015, que exoneró de salvaguardias a los buses importados por las cooperativas de transporte a escala nacional, con un cupo de 450 unidades carrozadas. 
Eduardo Montero, presidente de la Cámara Nacional de Fabricantes de Carrocerías, en Ambato, dijo que esa cantidad de automotores se distribuye para el transporte interprovincial e intraprovincial y escolar. “No sabemos si cumplen las normas de calidad”.


Para Diego Proaño, director del Observatorio Económico y Decano de la Facultad de Contabilidad y Auditoría de la Universidad Técnica de Ambato, la recesión económica afectó en las ventas y la producción en todas las actividades de la provincia. Las ventas del comercio y la manufactura decayeron entre el 20 y 25%. 
Empresas como Ciauto y Bioalimentar decidieron hacerle frente a esta situación. Ciauto instaló el año pasado una nueva línea de soldadura aérea de punto para ensamblar el vehículo Zotye T600.

Con ello, la inversión total en la planta, que desde el 2013 arma al auto Great Wall en el Ecuador, ya suma USD 30 millones. En la actualidad en la compañía trabajan 150 personas.
La empresa Bioalimentar, que elabora balanceado, comida para mascotas y produce huevos a escala industrial, invirtió USD 7 millones durante el año pasado en la construcción y equipamiento de una nueva planta para incrementar su producción un 15%.

En contexto


Los ecuatorianos que residen en el exterior tienen como alternativa usar los servicios postales oficiales de cada país, los cuales siguen libres de tributos. A través de estos se puede enviar productos sin ningún límite, a diferentes partes del mundo.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)