16 de mayo de 2017 00:00

Los comercios esperan captar la liquidez que dejará baja del IVA

Los precios de productos de aseo personal y limpieza subieron en locales como Marlene Espinosa por alza de IVA. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Los precios de productos de aseo personal y limpieza subieron en locales como Marlene Espinosa por alza de IVA. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 15
Valeria Heredia
Redactora (I)
[email protected]

La reducción de los dos puntos del impuesto al valor agregado (IVA) desde junio próximo permitirá a los ecuatorianos contar con unos USD 62 millones en liquidez promedio al mes, que es lo que genera hoy la medida tributaria.

El sector comercial desde ya ve con expectativa esas cifras, por lo que ha iniciado promociones y descuentos para captar esos recursos.

La Ley de Solidaridad contempló el aumento del IVA -durante un año- del 12% al 14%. La medida arrancó el 1 de junio del 2016 y busca financiar la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas, afectadas por el terremoto.

Esta medida impactó en 208 de los 359 bienes y servicios que forman la canasta de compras de un hogar tipo y que registra el Instituto ­Nacional de Estadística y ­Censos (INEC).

Entre los productos gravados con IVA están ropa, zapatos, gorras, accesorios, teléfonos móviles, videojuegos, televisores, champú y otros. También se tributa en servicios de alojamiento en hoteles y hostales y almuerzos ejecutivos.

El aumento del tributo generó un repunte en la inflación de los 208 productos de la canasta básica que están gravados con IVA. Entre mayo y junio del 2016, el indicador subió 0,8% en esos artículos y servicios, según datos del INEC.

Sin embargo, en los siguientes meses, la inflación de esos bienes se mantuvo casi sin variación por efectos de la contracción en la demanda, como resultado de la crisis económica que registró el país el 2016.

Para Alberto Acosta Burneo, economista y editor de la publicación Análisis Semanal, la inflación depende de lo que sucede con la oferta y la demanda. El año pasado -dijo- la demanda fue débil en bienes y servicios, y eso se dio por los impuestos y las salvaguardias.

Pero la caída del consumo se estabilizó desde finales del año pasado, cuando el Gobierno “comenzó a endeudarse y a inyectar liquidez en la economía”.

Producto de lo anterior, los créditos y los depósitos crecieron y permitieron detener la contracción económica, ya que se reactivó el consumo y por ende las ventas.

El levantamiento parcial de las salvaguardias, que se acentuó este año, también ocasionó una caída de precios de productos que están gravados con IVA, como ropa, electrodomésticos y licores.
Esos productos están, de hecho, entre los bienes con inflación negativa en el último año.

La inflación anual en productos como el whisky, por ejemplo, fue-53,46%, según datos del INEC hasta abril pasado. Este licor también bajó de precio porque ahora llega desde la Unión Europea con cero arancel, gracias al acuerdo que rige desde enero.

Susana Ruiz, propietaria de un local de licores de Quito, explicó que una botella de whisky costaba USD 90 hasta diciembre pasado y hoy está en 45. También hay licores importados de países como Portugal que costaban USD 25; ahora están en USD 15 y se espera que con la desgravación de junio bajen mucho más.

Cuando se tomó la medida de aumentar dos puntos el IVA las ventas sí se complicaron, dijo Ligia Aimacaña, vendedora del local Chicolandia, que se dedica a la comercialización de ropa infantil y accesorios para niños, en Quito.

El aumento del tributo contribuyó a un mayor encarecimiento de estos productos que ya venían con salvaguardias.

Esto sumado a la crisis económica que hizo que la gente contrajera su consumo originó que sus ventas disminuyeran de USD 700 a USD 500 mensuales en el último año. La reducción del tributo es un alivio para esta comerciante, por lo que ya armó nuevas ofertas para atraer a los clientes.  Este local oferta hoy un conjunto para bebé en USD 5. Antes estaba en USD 8.

Los productos de limpieza personal y para el hogar como el jabón para vajilla, la pasta dental, el acondicionador para cabello, el cepillo de dientes, el papel higiénico y las toallas sanitarias están dentro de los productos gravados con IVA.

Marlene Solís tiene un local de venta de productos de limpieza para el hogar, personal y otros artículos de consumo diario. En este local, la venta de estos productos cayó en un 62% durante el último año. Antes de la medida vendía unos USD 400 mensuales. Hoy solo vende USD 150.

La comerciante espera que las ventas repunten cuando baje el impuesto y se eliminen totalmente las salvaguardias.

El presidente electo Lenín Moreno anunció que el IVA bajará en junio tal como está previsto y que incluso eliminará las sobretasas el día de su posesión en el Gobierno. Sin embargo, para analistas como Francisco Briones, el desequilibrio en la balanza de pagos, generada por la falta de ingreso de inversión extranjera y una reducción de las divisas petroleras y por exportaciones, hará que el nuevo Gobierno tome medidas para controlar las importaciones y que sustituyan a las salvaguardias con aumentos arancelarios, normas técnicas, cupos, etc.

Las frutas, las verduras, las hortalizas, la leche, las carnes, las medicinas y el servicio de transporte urbano son parte de los productos que no están gravados con IVA. Durante el último año, el incremento de precios de estos productos se ubicó en el 1,99% hasta abril del 2016, según datos del INEC.

En contexto
Las ventas en los negocios se redujeron tras el incremento temporal de la tasa del IVA, que pasó del 12 al 14% en junio del 2016. Los clientes redujeron las compras de estos bienes y eso afectó al sector comercial. Ahora hay expectativa por la reducción ­del tributo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)