9 de marzo de 2015 20:22

Los comerciantes prevén un alza de precios de electrodomésticos

En almacenes Rocío Internacional la gente acude a conocer los costos de los productos. La línea blanca y negra subirá  de precio. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

En almacenes Rocío Internacional la gente acude a conocer los costos de los productos. La línea blanca y negra subirá de precio. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 507
Triste 11
Indiferente 4
Sorprendido 5
Contento 24
Carolina Enríquez
Evelyn Tapia

Alrededor de 120 partidas vinculadas con electrodomésticos forman parte de la Resolución que oficializa la salvaguardia por balanza de pagos.

El pasado 6 de marzo el Comité de Comercio Exterior (Comex) emitió la Resolución 11, a través de la cual se establece una tarifa arancelaria adicional, de entre el 5% y el 45%, para 2 800 partidas, la tercera parte de lo que importa el país.

Andrés Mata, presidente de la Asociación de Almacenes de Electrodomésticos del Ecuador (Asadelec), indicó que la mañana de ayer mantuvo contacto con los representantes de los asociados, quienes le indicaron que están analizando el impacto de la medida, no solo para los negocios sino también para el consumidor final, ya que se prevé un ajuste de precios. “Por ahora nadie sabe cuál será la mecánica”.

Sobre los electrodomésticos completos y aquellos en partes y piezas se fijaron tasas que difieren en porcentaje. La salvaguardia es una tasa adicional al arancel que ya se pagaba anteriormente. En el caso de las lavadoras de ropa, por ejemplo, el arancel regular es de 30%. A este se recarga ahora un 45%, lo que implica que la importación de estos electrodomésticos pagará en total 75%.

En otros casos los aranceles se fijan de acuerdo con las dimensiones -pulgadas- de los productos, como sucede con los monitores de televisores o de computadoras.

Para los productos que vienen en partes y que son ensamblados localmente el cálculo difiere y está en función de cuánto componente nacional se incorpore al producto, como en el caso de televisores.

En todo caso, según se observa la lista de productos en la Resolución 11 , en las partidas con aranceles base más altos pasa lo que en las lavadoras. Televisores, planchas, secadora de cabello, microondas, etc. ya venían pagando un arancel del 30% y ahora cancelarán 45% más por la salvaguardia.

En el caso de refrigeradoras y hornos, la sobre tasa es del 20% y 5%, respectivamente.

En los almacenes de electrodomésticos el impacto de la medida difiere. Geovanny Brito, propietario del Almacén Rocío Internacional, en el centro de Quito, dice que es casi un hecho el alza de precios. En el sitio, por ejemplo, un televisor de 60 pulgadas cuesta hoy USD 1 500, pero con la salvaguardia se incrementaría a más de 2 000. Mientras que una lavadora de 40 libras pasará de USD 700 a más de 1 000.

En este local se suspendieron las ventas hasta determinar el impacto en el negocio. La última importación la hizo en diciembre, pero la situación actual obligará a revisar si será rentable hacer una nueva compra en el exterior.

Lo propio sucede en Electrocentro. Ricardo Cando, encargado del local ubicado en el centro de la capital, dijo que sus proveedores aún no comunican los nuevos precios, pero a partir de mañana, cuando empezará a regir la salvaguardia general, se tendrá un panorama más claro. De lo que está seguro es de que los precios subirán.

Por ahora los precios de los electrodomésticos cuestan lo mismo, dice. Un televisor de 32 pulgadas la vende en USD 300. Los Sony o Samsung cuestan alrededor de USD 420.

Mientras que una lavadora LG de 35 libras está en USD 500, y una Whirpool en USD 600. “Todo es normal”, explicó.
La última importación llegó la semana pasada, pero la cantidad fue mínima, ya que los importadores están despachando poca mercadería. Cando espera hacer más adelante otra compra al exterior.

El ajuste de precios también se espera para electrodomésticos más pequeños como microondas, planchas, equipos de sonido, tostadoras de pan, calefactores de agua, secadoras de cabello para peluquería, etc.

Estas últimas se comercializan en Almacenes Mendieta. Gabriela Espinosa, dependienta de este local, explicó que los distribuidores todavía no han indicado sobre un incremento en los costos.

Las secadoras de cabello, que son importadas de Italia, tienen actualmente un precio que oscila entre USD 159 y 329, si son profesionales. Una semiprofesional cuesta USD 69.

Estos equipos ya pagaban un arancel del 30%, pero ahora se sumará la sobretasa del 45% y tendrán que cancelar 75%. Lo propio sucede con las máquinas para cortar el cabello, que también se comercializan en este sitio de venta de artículos de belleza y peluquería.

En el país, según Procosméticos, existen unas 16 000 peluquerías. María Fernanda León, presidenta de este gremio, indicó que cada una tiene, al menos, tres trabajadores. Por esta razón, el impacto social puede ser grande con la aplicación de la medida, indicó el pasado jueves.

Otros productos de peluquería que se encuentran en la lista de las salvaguardias son tijeras, navajas de afeitar, herramientas y juegos de belleza para manicura y pedicura, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (42)
No (4)