2 de marzo de 2018 00:00

Coimas que cobró Alecksey Mosquera estuvieron tres años en Europa

El exministro Alecksey Mosquera (izquierda), junto a su abogado Pablo Guerrero. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El exministro Alecksey Mosquera (izquierda), junto a su abogado Pablo Guerrero. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 76
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 2
Sara Ortiz

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El exministro de Electricidad Alecksey Mosquera se presentó el jueves, 1 de marzo del 2018, ante el Tribunal Penal de la Corte, sin el uniforme naranja de los detenidos. En silencio y vestido con un saco azul se sentó en el sitio designado para los acusados.

Eran las 09:10 y comenzó la audiencia para juzgar al exsecretario de Estado, quien es investigado por el delito de lavado dentro de la trama de corrupción de Odebrecht.

Media hora después, el fiscal Carlos Baca anunciaba que acusaría a Mosquera como autor, por supuestamente blanquear USD 1 millón, que la constructora le pagó el 2008.

El presidente del Tribunal Penal, Iván Saquicela, ordenó escuchar a la defensa. Entonces habló Pablo Guerrero, abogado del exministro. “Acogemos parcialmente la teoría del caso (la acusación de la Fiscalía)”, dijo el jurista. De inmediato explicó que en el momento de hablar ante los jueces, su cliente se declarará autor confeso del delito.

Empero, Guerrero indicó que discrepaba con el criterio de la Fiscalía sobre el monto de dinero presuntamente lavado y dijo que tampoco estaba de acuerdo con la ley que se le aplicará a su cliente. “Los delitos que le atribuyen al ingeniero Alecksey Mosquera fueron cometidos antes de la vigencia del COIP. Por lo tanto, no le pueden imponer una pena que no existía”.

Para el abogado, la norma vigente en la fecha del ilícito era la Ley para erradicar el lavado de activos. Esta tiene penas más bajas que la actual legislación penal, que castiga el lavado con cárcel de hasta 13 años.

A criterio del abogado, la sanción para su cliente no debería sobrepasar los cinco años de cárcel. “Pero esto lo vamos a debatir”.

Al juicio estaban convocados más de 70 testigos. Sin embargo, solo se presentaron 10.

Entre los ausentes están el expresidente Rafael Correa y el exfiscal Galo Chiriboga.

El prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, sí dará su testimonio. Declarará a través de videoconferencia, porque se encuentra fuera del país.

En su exposición, el fiscal Baca sostuvo que Mosquera, cuando aún era ministro, recibió USD 1 millón de la ‘offshore’ Klienfield, compañía usada por el departamento de sobornos de la constructora.

Esa suma se consignó a la cuenta de la empresa Tokio Traders, cuyo representante era Marcelo Endara, su tío político. Según el expediente, las transferencias se realizaron a través de la banca privada de Andorra (en Europa).

El Fiscal sostuvo que esos pagos ilegales coincidieron con el cronograma de desem­bolsos hechos por la empresa Hidrotoapi a la constructora brasileña, por la edificación de la Hidroeléctrica Toachi-Pilatón.

El dinero permaneció tres años en Europa, hasta que en el 2011 los fondos habrían sido repartidos en diferentes cuentas. USD 141 964 fueron usados para comprar en el exterior bombas de calor, bombas de circulación y medidores de presión.

Después, la maquinaria fue importada al país a través de la empresa Truenergy, cuyo directivo es Antonio Moquera, padre del exministro.

En la diligencia, Baca presentó una nueva prueba. Esta llegó al país el miércoles, a través de asistencia penal desde Andorra. El documento es una certificación para que la Fiscalía pueda usar la información de ese país en el juicio de Mosquera y en el de Carlos Pólit y su hijo Jhon Pólit.

Mosquera padre y Endara, el tío político del exministro, también se encuentran acusados en este caso. Ambos acudieron a la audiencia custodiados por policías, pues cumplen con una orden de arresto domiciliario, debido a que los dos tienen más de 65 años.

El abogado de Mosquera padre, José Guerrero, señaló que su cliente desconocía el origen ilegal del dinero y “solo confió en su hijo” y lo ayudó para que abriera empresas en el país. “Él supo de dónde venía el dinero cuando este caso ya estalló”.

En cambio, la defensa de Endara dijo que su cliente fue “engañado” por Mosquera.

En contexto

El exministro de Electricidad Alecksey Mosquera fue detenido la noche del 21 de abril del 2017. Su tío Marcelo Endara también fue arrestado en ese operativo. Fueron los primeros aprehendidos en el caso Odebrecht. La audiencia se reiniciará esta mañana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (0)