27 de diciembre de 2015 16:08

Las cocinas chinas de inducción, desde USD 200, ya se venden en Guayaquil

Los clientes consultan a los vendedores sobre las características de las cocinas de inducción. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Los clientes consultan a los vendedores sobre las características de las cocinas de inducción. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 33
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 15
Redacción Guayaquil

El hashtag #NavidadEnCocinasDeInduccion fue una de las estrategias que aplicó el Ministerio de Electricidad y Energías Renovables en las redes sociales, para promover en estas fiestas el programa de cocinas de inducción del Gobierno.

La campaña coincidió con el arribo de los artefactos chinos, encimeras y con horno, que se empiezan a promocionar en algunos locales de electrodomésticos del centro de Guayaquil. En uno de los almacenes, ubicado junto a la avenida 9 de Octubre, se preparaba una estantería para su exhibición.

En esta semana, la Gerencia Nacional del Programa de Cocción Eficiente (PEC) anunció que desde el 26 de diciembre se empezaría a comercializar las cocinas importadas por el Gobierno en cuatro cadenas de electrodomésticos.

Sus costos contrastan con las de producción nacional. Mientras las locales cuestan entre USD 585 y USD 795 (según el número de hornillas y su capacidad), las chinas se comercializan entre USD 200 las encimeras y USD 300 aquellas con horno.

“El Programa es voluntario y los ecuatorianos tienen plena libertad de acceder a la cocina de su preferencia. Dialogamos con industriales y empresarios nacionales para cubrir el mercado, durante el próximo año, con nuevos modelos de cocinas de acceso masivo”, menciona Pablo Zambrano, gerente nacional del PEC, en un comunicado emitido en esta semana.

Pero desde la entrada, uno de los dependientes de un local de Guayaquil advertía: “sí vendemos las chinas, pero no se acepta el financiamiento del Gobierno”. Las formas de pago (contado o crédito) resaltan en carteles colgados en los aparatos de marca Haier.

La gerencia del PEC anunció que únicamente hasta el 31 de diciembre del 2015 los ciudadanos podrán diferir el pago de su cocina de inducción, nacional o importada, a 72 cuotas (6 años), con el crédito que otorga el Estado.

Desde enero del próximo año se reducirá a 36 meses. Según indican, esta reducción en el plazo se debe a que menos del 15% de las cocinas vendidas se ha financiado a 72 meses.

El PEC registra que 250 000 ecuatorianos, aproximadamente, ya utilizan cocinas de inducción -el 90% corresponde a producción nacional-. En su boletín se subraya que las 130 000 cocinas importadas representan el 3,7% del mercado.

Guayas concentra la mayor cantidad de ventas con el 33%. Le siguen Pichincha (20%), Manabí (11%), Los Ríos (8%) y Santo Domingo de los Tsáchilas (5%), como señala el PEC.

En tanto, el Ministerio de Electricidad calcula que hasta el 15 de diciembre del 2015, 2 364 219 hogares ya cuentan con medidores de 220 voltios. Esto representa un avance del 67% de los 3,5 millones de hogares a los que busca llegar el PEC.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)