24 de mayo de 2017 00:00

El cobro por recoger la basura se modifica en los municipios

La Empresa Municipal de Aseo de Cuenca realiza el barrido del Centro Histórico seis veces al día y en los barrios una. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

La Empresa Municipal de Aseo de Cuenca realiza el barrido del Centro Histórico seis veces al día y en los barrios una. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lineida Castillo
Redactora
(I)
[email protected]

Desde el 1 de junio, los municipios -catalogados como grandes- deben asumir el cobro de la tasa por la recolección de la basura. La Agencia de Regulación y Control de la Electricidad (Arconel) definió un plazo hasta el 31 de este mes para que las empresas eléctricas puedan recaudar ese valor a través de las planillas.

La Empresa Eléctrica Regional Centro Sur es agente de facturación y cobro mensual –a través del consumo de energía eléctrica- a los abonados de los cantones de Cuenca, Cañar, Biblián, Suscal, El Tambo y La Troncal, pertenecientes a las provincias de Azuay y Cañar.

Con la disposición del Arconel, la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca (EMAC) podría quedarse sin la posibilidad de cobrar por la recolección de basura.

En Morona Santiago, la Centro Sur da el servicio a la provincia, pero no recauda la tasa por recolección de basura.

En cambio, los cantones de Cañar están dentro de los municipios medianos y pequeños, para los cuales el plazo vencerá el 31 de diciembre.

Los otros cabildos grandes son Quito, Santo Domingo, Guayaquil, Manta, Riobamba, Machala, Ambato e Ibarra. Desde marzo del año pasado, el Puerto Principal cobra esa tasa a través de la planilla de consumo de agua potable.

En la capital, las empresas Metropolitana de Aseo y Eléctrica firmaron un convenio para que la segunda realice el cobro de la tasa. En Ambato, la Comisión de Higiene y Medio Ambiente del Municipio se reunió ayer en la tarde para analizar los mecanismos de recaudación. Se ha descartado que lo haga la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado, puesto que el catastro es menor al de la Empresa Eléctrica.

La EMAC empezó el proceso para asumir la facturación y cobro de este servicio hace un año, pero aún no está preparada, dijo su gerenta Andrea Arteaga. “Todos los procesos iniciados están inconclusos”.

Por un lado, la EMAC trabaja en la implementación de su sistema informático de facturación para recaudar, través de las empresas municipales y entidades financieras. Según la ordenanza en discusión, se apoyarán en el catastro de los abonados de la Centrosur.

En este tema enfrentan el primer lío. Según Arteaga, hace dos meses solicitaron la base de datos de la lectura de medidores de energía, pero no hay respuesta. Según ella, no tienen otra fórmula de cálculo y el proceso está detenido.

Para Galo Segarra, director de Comercialización de la Centrosur, la EMAC debe generar su propia gestión por el servicio de recolección, independiente de la lectura del consumo energía eléctrica.

La concejala Dora Ordóñez también está de acuerdo con que no se debe depender del catastro de la empresa eléctrica sino generar un propio sistema de cálculo. Para ella, lo más complicado no es el método de cálculo sino cómo se recaudará y cómo lograr que los abonados paguen a tiempo.

En la actualidad, Cuenca tiene un modelo de recolección y reciclaje de la basura que se sostiene con el pago de los abonados. Al año recauda más de USD 17 millones y por la gestión de cobro, la Centro Sur recibe 950 000 anuales.

Ante esta situación, la EMAC prevé contratar a una empresa privada para que haga la lectura mensual de los medidores de energía. Arteaga admite que representará un costo adicional, pero aclara que la tasa por este servicio no tendrá ningún incremento.

Otro tema pendiente es que no está aprobada la ordenanza para el funcionamiento del sistema de cobro por la recolección. Hace dos meses fue analizada en el Concejo Cantonal y los ediles plantearon ajustes en todos los artículos. No hay fecha el segundo debate.

Por estos retrasos la EMAC solicitó a la Centrosur una segunda ampliación de plazo hasta diciembre próximo, pero aún no tienen respuesta. Segarra dice que ese pedido lo remitieron a Arconel, que es el organismo que deberá analizar y pronunciarse.
Según él, si la Arconel no se pronuncia quedará inhabilitado el cobro de la recolección de la basura de la planilla de energía desde el 31 de este mes.

En el caso de los municipios de Cañar, que están agrupados en la Mancomunidad del Pueblo Cañari, la Centrosur les asesora técnicamente para que asuman el cobro. Ellos desarrollan un software y analizan la propuesta de contratar una empresa que gestione la recaudación.

El Municipio de Loja no tiene problemas porque cobra la tasa de recolección de basura a través de la planilla de agua potable. Su alcalde, Bolívar Castillo, dice que los servicios básicos deben ser manejados por los municipios.

En Loja, las autoridades de los otros cantones -pequeños y medianos- que dependen de la Eléctrica del Sur para recibir la tasa de recolección- están en proceso de asesoramiento para asumir la recaudación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)