11 de abril de 2017 00:00

CNE rechazó la solicitud de reconteo total de Creo-Suma y refrendó resultado

Los momentos de tensión hicieron que Pozo llame a la votación y detenga el debate armado. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Los momentos de tensión hicieron que Pozo llame a la votación y detenga el debate armado. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 321
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 255
Adriana Noboa

El Consejo Nacional Electoral (CNE) replicó uno por uno los cinco argumentos del reclamo que Creo-SUMA presentó la semana pasada, con el objetivo de que se permita el recuento total de votos. Fue durante la misma audiencia nacional de escrutinios en la que anunciaron los resultados oficiales, dando como ganador al oficialista Lenín Moreno con 51,15%.

Una vez que la Secretaría General notifique a las organizaciones políticas, la alianza Creo-SUMA puede presentar su impugnación. Eso está previsto para el mates 11 de abril del 2017, a las 17:00, en la matriz del CNE, junto al epicentro de las protestas lideradas por el vicepresidenciable Andrés Páez.

Al final de la sesión, Fausto Camacho, delegado de la alianza de oposición, respaldado por la abogada Ana Abril y el procurador común Carlos Padrón, se acercó a reclamar a Juan Pablo Pozo, titular del CNE, por lo actuado durante todo el proceso electoral. En seguida le pidió al vocal Paúl Salazar que no niegue sus vínculos políticos, frente a lo que recibió el mismo comentario por respuesta.

Lo decidido en la audiencia nacional fue aprobado de forma unánime en el CNE. La principal intervención fue la de Diego Tello, coordinador de Procesos Electorales, y Bady Quintero, director de Seguridad; ellos contestaron a los cinco argumentos de Creo.

Dijeron que la disminución del 61% de votos blancos entre la primera y segunda vueltas concuerda con la tendencia histórica de reducción. Que de las 1 795 actas denunciadas por no tener firmas de los vocales de junta, Creo presentó solo
1 178 y todas ellas firmadas.

Sobre la incongruencia de los totales de la página de resultados, aceptaron que es del 0,015%, dentro del 1% permitido legalmente. Sobre el cambio de tendencia de votación durante el “apagón” en la web, respondieron que hubo cinco plataformas de difusión de resultados. Y respecto al cálculo estadístico que indica que el candidato oficialista solo ganaría en el 4,7% de actas, dijeron que es solo uno de los miles de escenarios por lo que el cálculo de la tendencia resulta “antojadizo”.

La réplica del CNE, que se apoyó en una presentación digital, fue repetida y resumida tres veces por Pozo.

Álvaro Sáenz, delegado de Alianza País, criticó la actuación de la oposición. Reclamó que “no tienen ningún fundamento y sin embargo vienen incidentando las calles ya ocho días”. Les acusó de presentar números falsos a última hora y de mentir a la ciudadanía. Negó que AP haya apoyado la solicitud de abrir todas las urnas, ya que “eso es imposible”, sino solo de las 1 795 iniciales.

Camacho se pronunció desde el inicio de la sesión, pidió que se certifique que no hay trámites pendientes en las juntas provinciales, ya que presentaron otra impugnación la noche del domingo.

Insistió en el debido proceso, en que las juntas provinciales no pueden reinstalar las audiencias públicas de escrutinio que no han sido notificadas a tiempo, que Pozo no podía hablar de “resultados oficiales irreversibles” antes de finalizar el escrutinio y el proceso electoral, como lo hizo el 4 de abril, y que provocó que el oficialismo festeje “en tarima”.

Pero, tras la lectura del informe técnico y de la insistencia de Pozo en que los argumentos presentados no van con la ley, Camacho los felicitó “por el show armado”.

Ante el asombro de los delegados de AP y de los mismos consejeros, les dijo que “es público y notorio” que los miembros del CNE “se pertenecen y se deben al movimiento oficialista”. Esto provocó la reacción del vocal Salazar, quien rechazó el epíteto y afirmó que actúan dentro del marco legal.

Pozo intentó seguir con la audiencia, pero los reclamos e interrupciones de Camacho lo detenían constantemente. Incluso los delegados de AP, Sáenz y Óscar Bonilla intentaron neutralizar con breves quejas a Camacho.

Pese a los argumentos de la abogada Ana Abril, de Creo-SUMA, quien acusó al CNE de dejarlos en la indefensión y violentar la Constitución y el debido proceso, los momentos de tensión hicieron que Pozo llame a la votación y detenga el debate armado.

Todos los consejeros, excepto Nubia Villacís, defendieron su actuación e insistieron en su apertura para abrir las urnas siempre que haya evidencias de inconsistencias.

Al final de la sesión, después de los aplausos del oficialismo, los delegados de Creo se acercaron a los consejeros, saludaron, y entre estrechones de mano y risas tensas se recordaron los reclamos ya hechos.

Carlos Padrón, procurador de Creo-SUMA
, indicó que esperarán la notificación de resultados, para impugnar los resultados y presentar sus pruebas al CNE y la ciudadanía.

Asimismo, recordó que Andrés Páez, candidato a la Vicepresidencia, interpuso una queja contra Pozo ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE), para que lo destituyan por haber anunciado “resultados oficiales irreversibles” cuando el proceso aún no terminaba como manda la ley.

Mientras que Bonilla dijo que AP seguirá pendiente del “problemas electoral”, aunque Moreno ya haya sido proclamado ganador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (65)
No (19)