2 de septiembre de 2015 14:47

El Consejo Nacional Electoral analiza descartar el voto electrónico para las elecciones del 2017

Juan Pablo Pozo.

El titular del CNE Juan Pablo Pozo manifestó que el próximo proceso electoral del 2017 debe estar a la vanguardia, para la entrega de resultados oficiales. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Redacción Política

Aunque el voto electrónico no tiene una restricción según Juan Pablo Pozo, principal del Consejo Nacional Electoral, CNE, la planificación para las elecciones del 2017 se está elaborando con el sistema tradicional.

Esto debido a que una elección con papeleta física tiene un costo de alrededor de USD 7 por persona, mientras que con voto electrónico podría duplicarse el valor, debido a los rubros de implementación.

Explicó que para fines del 2015 se presentará la propuesta del presupuesto ordinario electoral (POE) con miras al proceso del 2017. Pero este jueves 3 de septiembre del 2015 será presentada en Guayaquil ante el pleno del CNE la propuesta del Presupuesto Anual Ordinario de la institución, con una reducción del 6,20%.

Esto forma parte de la planificación ordinaria anual que deben hacer todas las instituciones públicas y presentarlas ante el Ministerio de Finanzas.

La reducción alcanzaría alrededor de USD 4 millones en relación al 2015. La propuesta es fijar el presupuesto en USD 64,1 millones. Además informó que esta reducción no tiene nada que ver con las elecciones del 2017, porque lo que aprobará el pleno este jueves 3 de septiembre será para el presupuesto institucional del 2016.

Agregó que se trabajará en un sistema integrado de escrutinio porque hasta ahora aún se suelen presentar deficiencias y que hay que encontrar un punto de equilibrio. “Yo he dicho que el Consejo no puede estar convirtiéndose en un tercerizador de productos que al final solo arme rompecabezas y que no tengamos tiempo ni para simulacros ni para auditorías”, señaló Pozo.

El objetivo es obtener resultados oficiales en el menor tiempo posible. “El Consejo Electoral no puede demorarse más de ese primer plazo que tiene de 10 días para resultados oficiales y un segundo plazo de 10 días más. Nosotros creemos que incluso los 10 días son exagerados para la entrega de resultados oficiales. Tenemos que estar a la vanguardia”.

Una de las opciones para reducir el tiempo es que cada recinto electoral se convierta en un recinto de escrutinios y que desde allí se emitan resultados. Así se ahorraría el tiempo que toma que las actas vayan a una junta intermedia, como ha ocurrido en los últimos procesos electorales.

La propuesta de escrutinio piloto se aplicará en la consulta popular que se realizará para resolver el conflicto de límites en el sector de la Manga del Cura, según Pozo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)