14 de febrero de 2018 23:09

Pocos clientes llegaron a bares y discotecas de La Mariscal en este 14 de febrero del 2018

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Diego Bravo
Redactor (I)

Pocas parejas festejaron el Día de San Valentín, la noche de este miércoles 14 de febrero, en la Plaza Foch, ubicada en el centro norte de Quito. Los dueños y administradores de bares y discotecas aseguran que no llegó la cantidad de gente que esperaban.

“El movimiento de gente estuvo bajo comparado al 14 de febrero del 2017”, manifestó

Andrea Vera, de 35 años, quien estaba acompañada de su novio, Paúl Chicaiza, de 29, decidieron ir a cenar al local llamado Azuca, a las 18:00. Él le obsequió un libro sobre las especies osos en los páramos del Ecuador. “Celebramos nuestros seis meses de novios”, dijo Vera.

En los locales de la zona, la afluencia de gente fue escasa. Juan Méndez, administrador de Inca Burger, esperaba más clientes por la noche y no fue así.

Por la tarde, la afluencia de clientes que llegaron para consumir hamburguesas y cervezas fue mediana, pero “en realidad querían ver el partido entre el Real Madrid y el París Saint Germain por la Champions League. No celebraron el 14 de febrero", precisó Méndez.

En ese restaurante, los empleados tenían previsto extender el servicio hasta 23:00, pero se quedaron hasta las 21:30 ya que el negocio “estuvo bajo”.

Lo mismo señaló María Cristina Benítez, administradora de las discotecas Tropicana y Salsoteca. Contó que ambos locales tienen capacidad para albergar a más de 150 personas; sin embargo, pasadas las 21:00, apenas llegaron 10.

"Este 14 de febrero ha sido flojo. El año anterior tuvimos unos 25. Más bien en el feriado, el 11 y 12 y 13 de este mes, hubo bastante gente", dijo Benítez.

Los administradores de los negocios aseguraron que el regreso del último feriado de Carnaval también influyó en la poca presencia de público. Esperan que desde las 22:00 se incremente.

Luis Díaz es enganchador de la discoteca Casa de Ébano. Contó que ese local tiene capacidad para unas 200 personas, pero apenas llegaron 20. “El año pasado llegaron unas 80”, precisó.

Una ligera llovizna cayó en la Plaza Foch. Los propietarios de las discotecas y bares creen que también esta situación alejó a la clientela.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)