1 de febrero de 2018 00:00

Campaña electoral de la consulta popular culmina

En la calle Michelena se concentraron los simpatizantes del sí, en Quito.

En la calle Michelena se concentraron los simpatizantes del sí, en Quito. Por otro lado, en Quinindé, el vehículo en el que se movilizaba el expresidente Correa fue atacado. Fotos: Cortesía Henry Córdova y Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 19
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 21
Redacción Política
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las organizaciones políticas y sociales solamente pueden hacer campaña electoral hasta el final de este jueves 1 de febrero del 2018. Este domingo 4 de febrero los ecuatorianos deberán acudir a las urnas.

Lenín Moreno se sumó en la recta final de la promoción

El sol fue intenso el lunes pasado. La capital azuaya tuvo un ambiente agitado, con calles cerradas, congestión vehicular, policías y militares custodiando los espacios públicos.

El presidente Lenín Moreno y más de 300 personas de su equipo de Gobierno, incluidos la vicepresidenta María Alejandra Vicuña, la primera dama Rocío González, ministros, subsecretarios, asambleístas, entre otros, cumplieron el cierre de campaña por el sí, en Cuenca.

Fue una apuesta con la intención de llegar a una mayor cantidad de público. Según Gabriela Brito, gerente de campaña en Azuay, fue parte del cronograma establecido desde el Gobierno en la ejecución de proyectos.

Cada funcionario llegó con una agenda que incluyó la visita a otros cantones para la firma de convenios, reuniones con sectores productivos, entrega de ayudas técnicas y visita a proyectos sociales.

Más de tres horas esperaron cientos de campesinos, estudiantes, delegaciones de barrios, cantones y parroquias y ciudadanía en general para el primer acto convocado por la Prefectura de Azuay, en el céntrico parque de San Blas.

Moreno llegó a las 13:00 y fue recibido con la canción “Sí, sí, sí. Yo voto con el corazón”. Él solemnizó la firma de convenios con la Prefectura por USD 54,8 millones, para obras de riego y vialidad.

En ese acto estuvo gran parte de su Gabinete. El prefecto, Paúl Carrasco, felicitó este espacio de diálogo, porque “fueron 10 años que no podía hablar con ninguna autoridad del Gobierno”.

“Bajen las banderas y pancartas, que no dejan ver. Ahora no son necesarias porque este Presidente (Moreno) tiene nuestro apoyo”, dijo María Morocho, simpatizante del Movimiento Participa, que lidera Carrasco.

Ella estuvo entusiasmada porque uno de los siete convenios firmados servirá para la elaboración de los estudios y construcción del sistema de riego Hornillos II, que beneficiará a cinco comunidades del cantón Nabón. La inversión será de USD 2,5 millones.

Moreno intervino por 17 minutos. Su discurso abordó los temas de la consulta y el apoyo al sector campesino, “que estuvo descuidado por todos los gobiernos”.

A esa misma hora, y de acuerdo con la agenda, González visitó el Instituto de Parálisis Cerebral y entregó ayudas técnicas. En cambio, la vicepresidenta María Alejandra Vicuña realizaba una campaña puerta a puerta en el cantón azuayo de Chordeleg.

Luego, Vicuña se reunió con las cámaras de la Producción de Azuay. Según el presidente ejecutivo de la Cámara de Industrias, Producción y Empleo, Andrés Robalino, fueron invitados para conversar sobre proyectos de vialidad, conectividad aérea, zonas francas y plan de vivienda.

A las 17:00 se cumplió el cierre de campaña, en el coliseo Jefferson Pérez. Llegaron delegaciones de Azuay, Cañar, Loja, Morona Santiago y Zamora Chinchipe y exhi­bieron banderas y carteles. Participaron los alcaldes de Cuenca, Marcelo Cabrera (Movimiento Igualdad), y de Cañar, Belisario Chimborazo (Pachacutik).

Por Alianza País estuvieron Esteban Albornoz, Rosana Alvarado y Gabriela Brito, quien coordina la campaña en Azuay con 150 brigadistas y comités barriales.

El martes, en cambio, los representantes del Gobierno estuvieron en la provincia de Manabí. En Portoviejo se desarrolló una caravana por el sí, con Lenín Moreno a la cabeza y los principales representantes de Alianza País. También se vio a las autoridades locales. Miles de simpatizantes acudieron al acto central: un espectáculo musical.

Ayer, en cambio, estaba previsto que el cierre de campaña se realizara en el sur de Quito, en la Michelena. En el lugar se instaló una tarima para la presentación de artistas y los discursos de los representantes del Gobierno. La llegada
de Lenín Moreno fue planificada para las 19:30 y se esperaba un discurso.

Tensión durante el cierre del recorrido correísta en Quinindé

Durante al menos tres horas, el expresidente Rafael Correa permaneció en las instalaciones de una radio, en Quinindé (Esmeraldas), el pasado miércoles 31 de enero.

En los exteriores del lugar, decenas de detractores se apostaron para manifestar su rechazo. Los ánimos comenzaron a caldearse y se presentaron incidentes. Los vehículos en los que se movilizó el exMandatario fueron manchados con pintura roja. Se lanzaron objetos y basura.

Para que Correa pudiera salir, integrantes de la Policía formaron una barricada humana. Luego, él ingresó
rápidamente al vehículo que lo transportaba y fue escoltado por la Policía hasta una pista aérea de la localidad, donde lo esperaba un helicóptero que lo sacó de la localidad esmeraldeña.

“10 años diciendo (...) que solo los cobardes y corruptos huyen en helicóptero. Cómo lo llamamos ahora”, reaccionó el también expresidente Lucio Gutiérrez en Twitter. En el 2005, él usó el mismo medio para abandonar Carondelet antes de ser derrocado.

Este no es el primer incidente violento en la campaña del no. Desde el 12 de enero, hubo al menos 10 hechos más.

El lunes pasado, en un recorrido de una hora, entre Rumicucho y San Antonio de Pichincha (noroccidente de Quito), se registraron tres inconvenientes de este tipo.

Esa caravana estuvo liderada por el expresidente Rafael Correa. Las banderas llevaron su fotografía y se pronunciaron consignas con su nombre. Ese lunes, la convocatoria se hizo para las 16:30, pero empezó dos horas después, con su llegada a Rumicucho.

La caravana se conformó con seis vehículos. Una camioneta negra con una ventana en el techo lo transportó. Por ahí sacó sus manos y cabeza para saludar a su llegada. Luego bajó y subió a un camión con altoparlantes.

Su seguridad se dividió en tres grupos. Los seis miembros del primer equipo llevaban una pañoleta ‘verdeflex’ amarrada en el cuello. Se reunieron en varios momentos para definir la calle por la que el exMandatario ingresaría.

Con Correa, en cambio, llegaron los otros dos equipos. El primero era parte del servicio de seguridad presidencial. El segundo era una patrulla antimotines, que pertenece a la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO).

Esta medida se aumentó luego de los primeros hechos violentos, que se presentaron en otros rincones del país.

Apenas Correa subió al camión, que ha utilizado para todos los traslados, se dio el primer percance. Él tomó el micrófono y dijo “tan desesperados están que hasta Ecuavisa vino a cubrir la campaña. Ellos que la han invisibilizado”. Sus simpatizantes empezaron a gritar “prensa corrupta, fuera de aquí”.

El camarógrafo de ese canal y su asistente tuvieron que sacarse las chompas con el distintivo del canal y retiraron el capuchón que recubre el micrófono con el logotipo.

La caravana avanzó 15 minutos y llegó el segundo incidente. Correa alentó a la gente a votar no en las siete preguntas. En el lado derecho de la avenida, en una cancha de tierra, cuatro jóvenes dejaron un partido de fútbol para acercarse a la malla y lanzar insultos en su contra.

“Estudien las preguntas”, les dijo a los manifestantes. Mientras, los militantes que caminaban alrededor del camión se detuvieron para responder con otros insultos.

Dos cuadras más adelante, dos mujeres le gritaron “ladrón” a Correa. El expresidente de inmediato replicó, desde el camión: “con insultos no, porque ahí nosotros respondemos”. 10 segundos después, una de sus simpatizantes golpeó a una de las mujeres y ella se lo devolvió. Los agentes de la UMO detuvieron la pelea.

El martes pasado, en cambio, el expresidente privilegió en su agenda las entrevistas en medios de comunicación. Únicamente en la noche tuvo un recorrido por La Bretaña, Poder Popular y La Lucha de los Pobres, barrios del suroriente de Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (8)