27 de marzo de 2017 07:07

El ciclón Debbie crece a categoría 4 antes de tocar tierra en Australia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Las autoridades australianas elevaron hoy 27 de marzo del 2017 a categoría 4 el ciclón Debbie y han avisado de la posibilidad de inundaciones a más de 25 000 personas en el área de Mackay, en el noreste del país, donde se espera que toque tierra esta noche.

La categoría 4, una menos que la máxima, implica vientos "muy destructivos" con ráfagas de entre 225 y 279 kilómetros por hora, y la posibilidad de que levante tejados, vehículos y árboles, entre otros objetos, además de producir cortes de luz.

La Oficina Meteorológica calcula que este ciclón, el más potente de los últimos años en visitar Australia, tocará tierra sobre las 21:00 GMT del lunes con fuertes vientos y copiosas precipitaciones capaces de causar inundaciones de dos metros y medio de profundidad.

"Estamos pidiendo a la gente que pueda que salga ya de las zonas bajas, que no espere a mañana porque entonces no podrán", indicó a la prensa el comisionado Ian Stewart de la Policía de Queensland.

La Oficina de Meteorología señaló que el ciclón será el más poderoso en afectar Australia desde el huracán Yasi, en 2011, que generó un oleaje que causó numerosos daños en el litoral.

"Apaguen la luz, el gas y el agua, desenchufen los electrodomésticos, que la familia se instale en la parte más segura de la casa con el botiquín al lado", avisó la comisionada Katarina Carroll de Servicio de Urgencia y Bomberos de Queensland por la cadena estatal ABC.

Carroll, como la Policía, advirtió a la población en las áreas afectadas que "las condiciones han empeorado y pronto será muy tarde para que abandonen sus domicilios".

Las autoridades han emitido una alerta a una zona que va desde la ciudad de Cardwell a la de Saint Lawrence y que incluye a Mackay, Townsville, Bowen, Collinsville y las turísticas islas de Whitsunday.

Los centros educativos y guarderías han sido clausurados hasta nuevo aviso, mientras que las aerolíneas Qantas, Jetstar y Virgin han cancelado varios vuelos a Townsville, Hamilton y Mackay.

Más de mil trabajadores de los servicios de urgencia y miembros de las Fuerzas Armadas australianas han sido desplegados en la región para asistir con los preparativos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)