28 de septiembre de 2016 00:00

Los ciclistas ganan espacio en transporte público metropolitano

ARMANDO PRADO / EL COMERCIO Los 50 portabicicletas están instalados en 25 trolebuses, 13 ecovías y 12 articuSDHplados.

Los 50 portabicicletas están instalados en 25 trolebuses, 13 ecovías y 12 articulados. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 33
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 73
Mayra Pacheco

Llevar bicis en el transporte público metropolitano ya es posible. En 50 unidades del Trole y de la Ecovía se instalaron portabicicletas con el fin de integrar el transporte masivo con el no motorizado.

Estas estructuras metálicas negras están en la parte frontal de las unidades. Para activarlas solo se debe halar una palanca. Una vez desplegado el dispositivo, en el espacio caben dos bicicletas; cuenta con seguros para evitar contratiempos.

Francisco Caisachana, usuario del Trole, observó el 27 de septiembre cómo se instalaba una bici en este dispositivo en El Recreo y quedó asombrado. Le resultó novedoso, porque estos mecanismos no se habían implementado antes en Quito. “Solo he visto esto en otros países”.

El servicio se encuentra operativo. Esta semana está prevista la presentación oficial.

Para acceder a este tipo de asistencia, los ciclistas deberán embarcar y desembarcar sus vehículos no motorizados, solo en las estaciones de El Recreo, La Y, La Marín y Río Coca.

Fuera de estos sitios, en las paradas intermedias de los sistemas integrados Trolebús y Ecovía no se podrá hacer esta maniobra, informó la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito (Epmtpq).

Trasladar estas unidades de un sitio a otro no tendrá costos extras. Para llevar las bicis, los ciclistas solo deberán pagar su pasaje. Y en el caso de que requieran estacionamientos, podrán disponer de las casi 200 plazas habilitadas en las cuatro estaciones principales. El propósito es integrar el transporte no motorizado con el transporte masivo, sostuvo Darío Tapia, secretario metropolitano de Movilidad.

Con esto, según el funcionario, se motivará a cubrir trayectos más largos con las bicis y se protegerá a las personas que usan este medio de transporte no motorizado del mal temporal: lluvias o soles intensos.

Para Gabriela Gallardo, ciclista que realiza recorridos de sur a norte, la iniciativa de instalar esta infraestructura en el Trole y la Ecovía le resultó positiva. Ella consideró que esto ayudará, incluso, a descongestionar las unidades de transporte masivo. “Habrá personas que en lugar de abordar un alimentador llegarán a su destino usando la bici”.

Sofía Gordón, quien se moviliza también en este medio de transporte no motorizado, mencionó que utilizaría el servicio para cruzar la ciudad. “Sería bueno que se amplíe la cobertura. Esto aportará con el cuidado del ambiente”.

El transporte metropolitano será el primero, en Quito, en dotar de estos espacios para las bicis. Para el 2017 la meta es ampliar, según las necesidades, la instalación de estos dispositivos en los troles y otros articulados e incluir los portabicis en los buses de servicio urbano, precisó Tapia.

Así se garantizarán los derechos de los ciclistas, establecidos en la Ley de Tránsito. Y se incentivará el uso de este medio de transporte alternativo.

Diariamente en la ciudad se realizan alrededor de 13 206 viajes en bicicletas, según la Encuesta de Movilidad. En el Trole y Ecovía se transporta a 345 000 pasajeros por día.

Aparte de los portabicis, los ciclistas podrán subirse a los troles o articulados junto con sus vehículos no motorizados los días que se realizan los ciclopaseos: domingo y, desde mañana, los jueves durante los recorridos nocturnos.

Esos días, la Epmtpq destinará unidades para que las personas que acuden a estas actividades lleguen a sus destinos. Según la capacidad, los ciclistas y sus vehículos no motorizados podrán ocupar espacios al interior de los buses.

Las bicicletas son consideradas el modo más eficiente para recorridos menores a 5 kilómetros. Sin embargo, con los dispositivos instalados se podrán cubrir más de 11,2 km, tomando como referencia el trayecto El Recreo- La Y.

Para Galo Cárdenas, consultor en Movilidad Sostenible, las medidas implementadas en los troles y demás articulados son positivas, porque permitirán fomentar la intermodalidad. Con esto, se traza una nueva orientación en el servicio de transporte público. “Hay que difundir este servicio”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (1)