8 de septiembre de 2015 20:47

Choferes en huelga de hambre se crucifican y perforan labios en Paraguay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Unos quince choferes de autobuses despedidos y en huelga de hambre en Paraguay se perforaron piel de las manos y labios, tendidos sobre tablas como si estuvieran crucificados, en señal de protesta, constató el martes, 8 de septiembre de 2015, un periodista de la AFP .

"Vamos a endurecer nuestra posición en los próximos días. Esto ya no tiene marcha atrás porque fuimos despedidos 51 trabajadores", dijo Juan Villalba, líder sindical de la Federación de Trabajadores del Transporte.

La protesta afecta a la línea 49 de transporte urbano. Los sindicalistas están dentro de una carpa frente al ministerio del Trabajo en la zona céntrica de la capital paraguaya.

Al menos dos de ellos se perforaron los labios para introducirse grandes clavos curvos, en forma de U. Otros se hicieron clavar la piel en la palma de las manos pero sin comprometer nervios vitales. Llevaban hasta ahora varios días en huelga de hambre.

Los sindicalistas exigen también que el ministerio del Trabajo reconozca un sindicato recientemente creado de la línea de transporte.

El ministro del sector, Guillermo Sosa, desmintió que fueran 51 los despedidos y dijo que "son 10, en tanto 41 son los que decidieron adherirse a la medida de fuerza".

"Es más, se les ha enviado notificaciones pidiéndoles que se reintegren nuevamente al trabajo", explicó.

El ministro calificó de "chantaje" la táctica de protesta. "Apelan a la compasión para recuperar sus puestos laborales", afirmó.

Dijo que la ley permite a los empresarios desprenderse de sus trabajadores "siempre y cuando paguen la indemnización correspondiente".

César Ruiz Díaz, presidente del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam) criticó la acción de los choferes. "Antes que buscar una salida negociada, prefieren usar la presión a la empresa. Este método viola la ley laboral y penal", enfatizó.

"El gobierno nos presiona a invertir en vehículos nuevos y ahora nos quieren obligar a tomar trabajadores a los que no queremos. No nos pueden imponer a contratar choferes", manifestó.

Los sindicalistas por su parte acusan al ministerio de operar a favor de los empresarios.

"Si no responde la patronal vamos a convocar a una huelga general", amenazaron los gremialistas del transporte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)