22 de mayo de 2014 15:10

Dos músicos ecuatorianos debutan como dúo en Pekín

El violinista Jorge Saade Scaff y el pianista Juan Carlos Escudero

El violinista Jorge Saade (i)  y el pianista Juan Carlos Escudero ofrecieron un único concierto en Pekín. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Pekín

El violinista Jorge Saade Scaff y el pianista Juan Carlos Escudero se estrenaron hoy 22 de mayo como dúo en el teatro nacional de Pekín, su único concierto en el país asiático y el inicio de una gira que les llevará también a Catar.

El grupo ecuatoriano ofreció un recital de temas de clásicos como Mozart y de compositores ecuatorianos como Gerardo Guevara en el marco del festival 'Meet in Beijing', el evento más importante del mundo artístico de la capital china, a invitación de la embajada de Ecuador en Pekín.

"Estamos muy orgullosos, muy satisfechos y muy agradecidos por poder estar aquí hoy", manifestó a Efe Saade, para quien esta es su segunda vez en esta nación de Oriente, tras tocar en Shanghái en 2010 con el dúo que formó con el guitarrista Julio Almeida, quien en esta ocasión no pudo estar presente.

De ahí que Saade pensara en Escudero, un "reconocido pianista" con el que siempre había querido trabajar y conocedor de los grandes pianistas chinos -como Lang Lang-, una gran influencia para el joven músico.

Ambos llegaron a Pekín con muchas ganas de difundir la cultura ecuatoriana en China, donde es aún desconocida, a través de una música "de gran nivel".

"En nuestro programa, incluimos no sólo la música de compositores ecuatorianos sino también la de autores clásicos porque queremos relacionar nuestra música a ese mismo nivel", explicó Saade a Efe, antes de su debut junto a Escudero.

Ese objetivo, el de dar a conocer su país, quedó plasmado en la actuación que el recién estrenado dúo ofreció a los chinos, en la que no sólo hubo música, sino también explicaciones didácticas y alguna que otra risa.

"Acabamos de tocar lo que se llama un pasillo. Pasillo quiere decir pasos cortos, y es una variación del vals vienés pero con elementos de la música del Ecuador", detalló el violinista ecuatoriano dando paso a la segunda parte del recital.

"Suelen ser canciones tristes, pero los ecuatorianos no somos tristes", destacó el músico ganándose la simpatía del público.
Entre los asistentes, se encontraban las jóvenes chinas Zoe y Lucilla, para quienes fue la primera vez que escuchaban música de Ecuador.

"Ha sido fantástico. Me ha gustado mucho, aunque tiene razón el violinista: muchas canciones eran tristes", señaló a Efe Zoe, entre risas.

Al contrario que estas jóvenes, Milagros, una mujer china que conocía casi todas las piezas ecuatorianas. "Estuve estudiando en Quito, y tengo muchísimos cds de la música ecuatoriana. ¡Soy una amante de Ecuador!", exclamó en perfecto español.

Tras su paso por Pekín, los músicos partirán hacia Qatar para actuar el día 26 en el teatro nacional de Doha, llevándose una "gran experiencia" de China y "nuevos ejemplos a seguir".

"Los chinos tienen un sistema de músicos muy consolidado. Los músicos reciben un gran apoyo estatal, su carrera se dispara no sólo por su talento sino por el gran apoyo que reciben.

Es algo que en Ecuador tenemos que tratar de copiar, y creo que lo podemos hacer con proyectos como la Universidad de las Artes", concluyó el joven pianista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)