4 de June de 2015 20:54

Chamanes tsáchilas utilizan la marimba en los rituales

En la comuna Chigüilpe, ubicada en la vía a Quevedo, se desarrollará un festival de la marimba en los próximos meses. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO.

En la comuna Chigüilpe, ubicada en la vía a Quevedo, se desarrollará un festival de la marimba en los próximos meses. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
María Victoria Espinosa
Contenido Intercultural

Los instrumentos musicales son claves al momento de realizar un ritual tsáchila. Sin estos no se puede rendir un homenaje a los dioses, que son los encargados de la sanación.

La melodía más importante es la de la marimba. “Los primeros poné (curanderos) la utilizaron para invocar a los dioses. Este sonido fue el canal para comunicarse”. Según el vegetalista José Aguavil hace más de 100 años ya se utilizaba en las ceremonias chamánicas.

“Las primeras notas servían para pedirle autorización a los dioses para iniciar la purificación del cuerpo y alma del paciente”. Por las energías que se sentían en ese momento, el poné sabía si podía continuar con el ritual. Si no tenían la autorización entonces el enfermo no se sanaba. “Este instrumento de percusión era el más importante para la etnia”.
Por eso, en la comuna Chigüilpe, ubicada en la vía que conduce a Quevedo, se organiza un festival para rendir tributo a la marimba. Lo organiza el centro cultural y turístico comunitario Tolón Pelé.

La líder de esta organización, Albertina Calazacón, aseguró que “cuando suena la marimba tsáchila, se destaca la alegría, las sonrisas, los lazos de amistad y a la vez la nostalgia, porque sus sonidos cantan a nuestros antepasados que ya no están con nosotros”.

En el momento, en Tolón Pelé se planifica la actividad que durará al menos dos días. Todavía no se tiene una fecha exacta. “Queremos que este día se comparta con los turistas para que conozcan nuestras tradiciones. Entonces estamos planeando una fecha estratégica y conveniente para todos”.

Los tsáchilas promocionan la actividad en las redes sociales con una foto hecha en 1930, en la que se encuentran varios tsáchilas rodeando a la marimba.

Para Susana Aguavil, de la comuna Cóngoma Grande, la marimba en su comunidad es símbolo de alegría. Esta se entona únicamente en festividades importantes. “Cuando la escucho me siento tsáchila de verdad y me dan ganas de bailar descalza por todos lados”.

Pero la nacionalidad Tsáchila no es el único grupo indígena que usa la marimba. También lo hacen los chachis y los afroecuatorianos de la provincia de Esmeraldas.

El catedrático universitario en historia del Ecuador, Julio Valencia, aseguró que la cercanía entre esos pueblos hizo que las culturas tuvieran similitudes incluso en la alimentación.

“En la actualidad, los chachis viven en las comunas tsáchilas sin inconvenientes, porque tienen costumbres afines. Lo que cambia son los rituales y la adoración a los dioses, porque estos nacieron de los mitos que se basaron en la realidad de su entorno”, agregó Valencia.

El chachi radicado en Santo Domingo, Clemente Tapuyo, dijo que al salir de Esmeraldas, la costumbre de enseñar a los hijos a tocar la marimba se perdió. “Llegamos a trabajar la tierra y a buscar un futuro mejor y por eso nuestras costumbres se perdieron. Solo lo hacemos cuando visitamos a nuestros familiares en Esmeraldas”.

El tsáchila Gustavo Calazacón, en cambio, toca la marimba desde hace 10 años. La encontró en la casa de su abuelo, el vegetalista Alberto Calazacón. Para él, el sonido que emite la marimba tsáchila es diferente al de la esmeraldeña. “En Esmeraldas se tomaron rasgos de la música africana. Nosotros solo hacemos melodías, en su mayoría, sin letra”.

El instrumento de percusión se entona en las asambleas generales, en los rituales de curación o purificación, en los funerales e incluso en los nacimientos de los bebés. Este sonido para los tsáchilas es como una capa de protección.

Según Ángel Calazacón, ahora se utiliza también como una opción para distraer a los turistas que visitan las comunas tsáchilas. Incluso los tres grupos de tecnocumbia de la etnia la usan en sus presentaciones.

“Las costumbres se han modificado porque debimos adaptarnos a las costumbres occidentales. Cuando vienen turistas, quieren bailar como nosotros. Entonces les transmitimos nuestra alegría”.

En contexto

La marimba es un instrumento de percusión en el que el sonido se produce al golpear unas láminas de madera de diferente tamaño y grosor. Los tsáchilas las elaboran con caña y madera especial que encuentran en los bosques nativos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)