12 de March de 2010 00:00

Un chamán tsáchila fue asesinado en su casa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La nacionalidad tsáchila está de luto por el asesinato de Porfirio Calazacón Calazacón. Él  fue   un chamán vegetalista de 72 años y  murió asfixiado.

Su cuerpo  fue hallado   ayer  cerca de las 06:00  en su casa, en la comunidad  Chigüilpe, en Santo Domingo de los Tsáchilas.

Los familiares    lo encontraron en su cama.   El cadáver tenía las manos atadas con un cordón de zapatos, los pies amarrados con un pañuelo  y el rostro cubierto con un mantel.

La familia de Calazacón no quiso dialogar  sobre este tema con los medios de comunicación.  “Vayan contra los asesinos y los ladrones”, gritaba una mujer, desconsolada y triste  por la muerte del chamán tsáchila.

Calazacón era  popular entre sus vecinos. En su domicilio  recibía a los clientes y enfermos que   llegaban de todo el país en  busca de un   remedio para sus enfermedades.  Además, cada tarde departía con la gente que acudía a las canchas de indorfútbol  y de ecuavóley, que están frente a su casa. Él  habitaba  en una vivienda de  dos pisos.

El ex gobernador tsáchila Héctor Aguavil manifestó que los chamanes “no son personas violentas y agresivas, sino de paz”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)