23 de febrero de 2016 10:14

La CEDH condena a Italia en el caso de un egipcio secuestrado por la CIA en Milán

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) condenó el martes 23 de febrero del 2016 a Italia por violación de numerosos derechos humanos del egipcio Abu Omar, secuestrado por la CIA en Milán en 2003 y transferido ilegalmente a Egipto, donde fue torturado.

Italia tendrá que pagar 70 000 euros a Abu Omar y 15.000 euros a su esposa en concepto de daños morales, sentenció la CEDH con sede en Estrasburgo, este de Francia.

El gobierno italiano estaba al corriente de que la CIA había secuestrado en 2003 en Milán al ciudadano egipcio Abu Omar y abusó del secreto de estado para garantizar la impunidad de los responsables, indicó la CEDH en un fallo difundido el martes.

La CEDH estimó que Italia violó la prohibición de la tortura y de los tratamientos inhumanos o degradantes, el derecho a la libertad y la seguridad, el derecho al respeto de la vida privada y familiar y el derecho a un recurso judicial efectivo.

“Las autoridades italianas sabían que el demandante era víctima de una operación de entrega extraordinaria que comenzó con su secuestro en Italia y continuó con su traslado fuera del territorio italiano”, indicó un comunicado de la CEDH.

Además el secreto de estado “fue aplicado por el poder ejecutivo para impedir que los responsables del caso respondieran de sus actos” ante la justicia, agregó el fallo.

“La investigación y el proceso no pudieron desembocar en un castigo de los responsables por lo cual al final hubo impunidad”, concluyó el comunicado.

El egipcio Abu Omar, cuyo verdadero nombre es Osama Mustafa Hassn Nasr, 53 años en la actualidad, se había instalado en 1998 en Italia, donde obtuvo el estatuto de refugiado político en 2001.

En febrero de 2003, Abu Omar fue secuestrado en una calle de Milán y transferido a la base militar estadounidense de Aviano y, más tarde, a la de Ramsetin en Alemania, de donde fue repatriado ilegalmente a Egipto.

Abu Omar permaneció secuestrado en El Cairo, donde fue interrogado bajo tortura, hasta el año 2004 y luego fue liberado, bajo la promesa de no divulgar las condiciones de su detención.

Veinte días después de su liberación, Abu Omar volvió a ser detenido por haber llamado a su mujer para tranquilizarla y haber enviado un testimonio a la Fiscalía de Milán.

Omar fue liberado en 2007 sin que se le imputara ningún delito y con la prohibición de abandonar el territorio egipcio.

Los jueces estimaron también que el gobierno italiano había violado los derechos de la esposa de Abu Omar, que estuvo separada de su marido durante cinco años y durante mucho tiempo ignoró su suerte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)