17 de July de 2009 00:00

En Cayambe se solicitó el cambio del personal policial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Judicial

Los 34 socios de la Cooperativa de Transporte de Carga Liviana Cayambe colocaron ayer  un listón púrpura en la parte delantera de sus camionetas. Así rindieron homenaje a su compañero Vicente Sevilla, de 54 años, quien  fue asesinado.

Según la Policía, tres desconocidos contrataron a  Sevilla el martes, a las 16:00, para que los llevase hasta Tabacundo. Pero en el camino trataron de robarle su camioneta  D-Max 2009.

Sevilla había opuesto resistencia y uno de los desconocidos disparó en su contra. La bala ingresó por el cuello y perforó el cráneo.     
 
Los delincuentes se dieron a la fuga, pero el hijo del fallecido encontró a la camioneta en la vía. Dio aviso a sus amigos  y se inició una persecución.

Un patrullero con dos policías llegó con ellos hasta el barrio San Juan de Ascázubi, en Tabacundo. Allí, el hijo de Sevilla interceptó a la camioneta, pero dos de los tres ocupantes escaparon. El tercer hombre, Edwin C., de 21 años, fue capturado por los policías.  
 
Los gendarmes lo trasladaron al Comando policial de Cayambe, pero los compañeros de trabajo de Sevilla  quisieron  lincharlo. La Policía alcanzó a llevarlo a Quito. 

Anteayer regresó a Cayambe para su audiencia de formulación de cargos. Dijo que los otros dos implicados son  Aníbal N. y Jaime P. Al terminar la audiencia, la Policía lo llevó nuevamente a Quito. 

Entonces, “en una radio local propagaron el rumor de que se le había escapado a la Policía”, refiere Ignacio Benítez, jefe  del Comando de Policía de Cayambe.
 
Una multitud se agrupó afuera del cuartel y lo atacó con piedras y palos. Los gendarmes contestaron con gas picante.
 
El resultado: tres policías heridos, seis detenidos y el parque de Cayambe semidestruido. Para ayer, a las 17:00, estaba previsto que se efectúe una asamblea ciudadana. Se iba a pedir la destitución del personal policial.

“Ellos no hicieron nada para detener a los otros dos tipos que mataron al hombre (Sevilla). No es el primer caso”, sostiene William Benalcázar, habitante.

Pero Benítez lo desmiente. “Aquí se hace un trabajo profesional. Ya emitimos un informe al Ministerio de Gobierno”. Y el  teniente político, Enrique Cisneros, lo respalda: “Entre quienes atacaron a la Policía hubo gente que antes fue detenida por cometer delitos  y solo buscaba  venganza”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)