2 de enero de 2018  10:35

El techo de una casa en el norte de Quito se desplomó por las lluvias y el sismo

El techo de una vivienda colapsó en el sector de Atucucho, tras el sismo del 1 de enero del 2018, Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

El techo de una vivienda colapsó en el sector de Atucucho, tras el sismo del 1 de enero del 2018, Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 40
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
María Belén Merizalde
(I)

Eran cerca de las 09:25 del lunes 1 de enero del 2018 cuando parte del techo de una vivienda ubicada en el barrio Laderas del Cisne, en el norte de Quito, colapsó.

Marysol Chicaiza y su hijo se encontraban en el interior del inmueble cuando las planchas de zinc se desplomaron.

En medio de la desesperación lograron salir por la parte trasera de la vivienda para pedir ayuda a sus vecinos y familiares.

Jenny Ramírez, cuñada de la afectada, llegó al lugar para poder recuperar algunas pertenencias, pero por el temor de que toda la casa colapse prefirió no mover nada. “Las camas son las que están sirviendo de sostén para que no se caiga la casa”, dijo.

Según los familiares y vecinos, el techo se desplomó por causa del sismo que hubo en la capital y de la lluvia. “Esto pasó luego del temblor que aquí se sintió muy fuerte. Afortunadamente lograron salir con vida”, señaló Patricia Quishpe, hermana de la mujer.

Una mujer y su hijo se quedaron sin vivienda, tras el colapso del techo de la casa en la que vivían. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Una mujer y su hijo se quedaron sin vivienda, tras el colapso del techo de la casa en la que vivían. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO


Luego del temblor el alcalde Mauricio Rodas señaló en su cuenta de Twitter: “continuamos realizando una evaluación en el COE Metropolitano tras #SismoQuito, existe el colapso parcial del techo de una vivienda en el sector de Atucucho, no se presentan víctimas”.

Christian Rivera, técnico de riesgos de la Secretaría de Seguridad del Municipio de Quito informó que luego de realizar una evaluación en el inmueble se determinó que el colapso se produjo por causa de una saturación de agua como primer factor y como segundo factor el movimiento que produjo el sismo.

La primera noche del año Chicaiza y su hijo debieron pasar en una habitación de la casa comunal que les prestaron los vecinos mientras consiguen un lugar para vivir.

Sin embargo, sus familiares están preocupados, pues Chicaiza tiene 75% de discapacidad y su hijo también. “Ella no tiene un trabajo estable y esta casa era prestada, ahora se quedó sin nada”, dijo la cuñada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)