29 de mayo de 2014 19:50

El Carchi también tiene su ruta tropical

Chical Carchi

La ruta tropical del Carchi ofrece una diversidad de climas, geografía, vegetación, fauna y gastronomía. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 14
Contento 0
Redacción Sierra Norte

Carchi

La ciudad de Tulcán, ubicada en el norte del Ecuador, es el punto de partida hacia la ruta tropical del Carchi. Una alternativa turística que oferta una diversidad de climas, geografía, vegetación, fauna y gastronomía.

La capital carchense no sólo es frío andino sino también clima cálido, explica Luis Reascos, técnico en turismo, quien agrega que los viajeros disfrutan de temperaturas que van desde 2 grados centígrados en el volcán Chiles hasta los 25 en Chical.

La aventura comienza en un viaje desde Tulcán hacia el occidente del cantón. La primera parada se realiza a 20 km en Tufiño, en donde el viajero puede disfrutar del quesillo con miel de caña que cuesta USD 1 o el caldo de gallina criolla USD 2,50.

Cerca a ese destino está el museo arqueológico Manaquer, con 70 piezas arqueológicas de la cultura Pasto. Es administrado por la comuna La Esperanza. En el lugar hay una fotogalería con la historia de esta etnia indígena indígena y maniquís con el vestuario de la zona.

A 7,5 Km. más adelante está el complejo Aguas Hediondas. El lugar cuenta con piscinas de aguas que afloran a una temperatura de 40 grados centígrados. Es una opción para la recreación. Siguiendo el viaje se puede visitar las Lagunas Verdes. Se trata de dos espejos de agua helada y verdosa, donde habitan patos. El invita a los amantes de la fotografía a capturar unas imágenes del paisaje, custodiado por gigantes frailejones, amplios pajonales y llamas que habitan en el sector.

Frente a estos cristales naturales (Lagunas Verdes) se avista el majestuoso volcán Chiles. El nevado tiene una altura de 4 723 metros que es aprovechado por los amantes al andinismo. En la parte baja existe un refugio, donde el alojamiento tiene un costo de USD 6 y un desayuno o almuerzo campestre vale USD 3.

Tras un largo recorrido por el páramo, empieza el descenso hacia la zona cálida en la parroquia de Maldonado. En la parte intermedia en Chilma Bajo, tres petroglifos con figuras geométricas y círculos en alto relieve delatan su pasado. Hay 13 bohíos que son utilizados como espacios residenciales y dos albergues comunitarios con capacidad para 30 personas.

En la zona, las granjas integrales seducen especialmente a los turistas extranjeros. El cebiche de palmito y la trucha frita deleitan los paladares, acompañados de un refrescante jugo de mora, la fruta del lugar.

Trucha

En la parroquia de Maldonado, en Carchi, se degusta la trucha frita. Foto: EL COMERCIO

Una piscina de agua fría refresca a los paseantes. Además hay un orquideario que deslumbra a los amantes de estas flores exóticas con sus variados colores. En Maldonado otro atractivo son las cascadas. También hay 300 hectáreas de plantaciones de café de la variedad castilla y 50 de caña, que dinamizan el agroturismo y economía de la parroquia.

Edison Meneses, quien lidera la producción de tres tipos de café: rubio para infantes, medio para el hogar y express para oficina, explica que desde hace siete años se produce el aromático. Con un tono de orgullo comenta que el grano incluso logó el cuarto lugar en el Concurso Colombo-Ecuatoriano la Taza Dorada.

La zona es considerada como el eje cafetero del Carchi por la alta producción. Café Golondrinas es la bebida emblemática del noroccidente de Tulcán. Según los campesinos, es un producto libre de tóxicos por su manejo orgánico. Es uno de los productos apetecidos por quienes degustan una taza de la rica infusión. La libra cuesta USD 4.

Otros atractivos para los foráneos son los trapiches y hornos de leña utilizados en la comunidad La Chorrera, para el procesamiento de panela, miel y polvo de caña. Los productos son elaborados de manera artesanal por 25 familias, indica Inés Escobar, dirigente de la Asociación Pindical.

Pero Chical, situada a 96 Km de Tulcán, es la meta de esta ruta natural. Ahí los viajeros pueden darse un chapuzón en la piscina municipal. Las cascadas, de aproximadamente 30 metros, impresionan a los citadinos al igual que la rica flora y fauna. Según Luis Reascos, hay 14 especies de aves endémicas, 32 variedades de orquídeas y una incontable diversidad de coloridas mariposas que atraen a investigadores de todo el mundo.

La ruta tropical del Carchi no solo promueve el turismo comunitario sino potencia las cadenas productivas de esa jurisdicción. Ese es el punto de vista del prefecto Guillermo Herrera. Explica que en el 2 013 invirtieron USD 60 mil para promocionar y mejorar este paraíso tropical.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)