9 de noviembre de 2014 19:41

Cárcel y latigazos para guerrilleros que asesinaron a indígenas en Colombia

Autoridades indígenas realizan un juicio contra siete integrantes de las FARC, acusados de asesinar el pasado miércoles a dos guardias indígenas, en Toribio, departamento del Cauca, Colombia. Christian Escobar Mora / EFE

Autoridades indígenas realizan un juicio contra siete integrantes de las FARC, acusados de asesinar el pasado miércoles a dos guardias indígenas, en Toribio, departamento del Cauca, Colombia. Christian Escobar Mora / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
Colombia

Décadas de cárcel y latigazos fueron la condena decretada hoy 9 de noviembre por los indígenas contra los siete guerrilleros de las FARC que asesinaron hace cinco días a dos miembros de la comunidad Nasa al suroeste de Colombia.

Reunidos en asamblea, unos 2 000 indígenas de esta comunidad votaron a mano alzada sobre las penas destinadas a corregir la 'desarmonía' (delito según la comunidad occidental) causada por el doble crimen.

Los hechos involucraron a siete guerrilleros, dos de ellos menores de edad, que dispararon contra los dos Nasa, miembros de la Guardia Indígena, un organismo que vela por la protección de los espacios y los derechos de esta comunidad.

Los Nasa acordaron penas distintas para los mayores y los menores de edad, que variaron también en función de la responsabilidad de cada implicado.

Así, el guerrillero autor material de ambos crímenes recibirá 60 años de prisión, en tanto que los cuatro adultos que le acompañaban fueron condenados a 40 años de cárcel cada uno.

El consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Luis Fernando Arias Arias, dijo que las penas se cumplirán en la cárcel San Isidro de Popayán, capital del departamento del Cauca, donde sucedieron los asesinatos.

Esta prisión pertenece al Estado, pero Arias explicó que las autoridades colombianas tienen orden de acatar las decisiones del juez indígena, lo que garantiza el cumplimiento de estas condenas.

Para el caso de los dos menores de edad (de 14 y 17 años), se decretaron veinte latigazos y su ingreso en un centro de rehabilitación aún por determinar, puesto que al no haber alcanzado los 18 años no se les puede aplicar prisión.

No obstante, la cárcel podría llegar para ellos cuando se conviertan en adultos, apuntó el consejero mayor de la ONIC.

"Una vez cumplan la mayoría de edad la asamblea revisará el caso y tomará las medidas que considere pertinentes", indicó Arias, que no cerró la puerta a que estos menores se unan en un futuro a los otros cinco guerrilleros.

Tras el juicio, la comunidad procedió a destruir las armas que portaban los acusados en el momento de su detención, las mismas con las que presumiblemente asesinaron a ambos indígenas.

Todos los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sometidos a juicio fueron localizados en una partida de búsqueda organizada por miembros de la Guardia Indígena para encontrar a los culpables de la muerte de sus dos compañeros.
Al parecer, los disparos se produjeron cuando los dos fallecidos retiraron una valla propagandística en homenaje a Guillermo León Sáenz, alias "Alfonso Cano", exnúmero uno de las FARC muerto en una operación militar hace tres años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)