20 de March de 2010 00:00

El capital del BCE cayó por orden superior

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios

Por orden del presidente Rafael Correa se transfirieron directamente parte de los recursos patrimoniales del Banco Central  (BCE) al Ministerio de Finanzas.

El 20 de octubre del 2009, en reunión con varias autoridades del Gobierno, en el BCE, Correa dispuso que se realicen las gestiones respectivas para que se realice dicha  transferencia.

Así lo indica  un informe del BCE  remitido a la Superintendencia de Bancos del 10 de noviembre del 2009, en el que solicita un pronunciamiento sobre las inversiones en la banca pública.

Estos recursos patrimoniales, según el documento, formaban parte del cuarto  Sistema de Otras Operaciones del BCE.

Este sistema es parte   del balance del BCE, en el cual se registran, según la Ley, el resto de cuentas, incluyendo el patrimonio y las cuentas de resultados.

Estos recursos patrimoniales salieron de la cuenta conocida como revalorización del oro, que según el ministro de la Política Económica, Diego Borja, estaba congelada en el cuarto sistema ganando 0,06% de rentabilidad.  
 
En la entrevista del pasado jueves,  en Ecuavisa, Borja explicó que en la época del ex presidente Jamil Mahuad se registró contablemente el oro físico, valorado en USD 300 en el primer sistema del balance del BCE.

Y se creó  otra   cuenta de revalorización de oro, que  estaba ingresada “como cuenta de utilidad, recogiendo el dinero de otras cuentas en el cuarto balance”.

Y, añadió  que la Ley manda que el 75% de las utilidades del banco tienen que ser entregadas al Estado. “Esto fue lo que se hizo y este año se volverá a hacer, a menos que se reforme la Ley de Régimen Monetario”, sentenció.  

Bajo esta argumentación, el Directorio del BCE ordenó que se transfiera como utilidades distribuibles al Ministerio. La transferencia de estos recursos se realizó en dos tramos: en noviembre del 2009 se desembolsaron USD 376,5 millones y en febrero pasado otros 125 millones.

Sin embargo, estos recursos  no estaban líquidos, debido a que el oro no se vendió  y el resultado fue  una reducción del capital y las reservas del Banco Central. 
En octubre del 2009, este rubro era  de USD 1 954,9 millones y un después cayó a 679,3 millones.

Y se ha mantenido en ese nivel  hasta febrero pasado, cuando registró USD 632 millones. 

Esta caída también se dio por la transferencia de los bonos AGD a Finanzas a valor cero.

En octubre del 2009, la ex gerenta del BCE, Karina Sáenz, y sus  técnicos  plantearon  al Ejecutivo que las utilidades de la revalorización del  oro se inviertan en la banca pública, en lugar de transferirlas a Finanzas. Sin embargo, el Ejecutivo no aceptó la propuesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)